Bronceado Artificial Igual a Cáncer

Cuando vemos en el cine, la televisión o en las revistas a los artistas de cine, celebridades y personas de la alta sociedad luciendo la piel bronceada, lo asociamos falsamente con belleza y salud, sin embargo el bronceado logrado en camas de luz ultravioleta es extremadamente peligroso pues produce quemaduras, supresión del sistema inmunológico, lesiones a la córnea, fotosensibilidad y envejecimiento prematuro de la piel y mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Las investigaciones que se han publicado en una revista médica especializada Lancet Oncology, concluyen que el riesgo de desarrollar cáncer de piel llega hasta el 75 por ciento en las personas que comienzan a utilizar camas de bronceado antes de los 30 años y ya los expertos en cáncer de talla internacional, han situado las camas de bronceado y otras fuentes de radiaciones ultravioleta, en la categoría de mayor riesgo y las comparan con el arsénico y el gas mostaza en cuanto a peligrosidad.

Antes se consideraba que sólo un tipo de radiación ultravioleta era letal. Pero ahora, en un reciente análisis de 20 estudios científicos, se concluye que los diferentes tipos de radiaciones ultravioleta causan mutaciones celulares importantes en ratas, lo cual prueba que la radiación ultravioleta provoca cáncer. Esta nueva clasificación significa que las camas de bronceado y otras fuentes de radiación ultravioleta son causas definitivas de cáncer.

Debido a que no hay ley que regule el uso de estas camas de bronceado, la gente las usa libremente con tanta frecuencia como les apetece y aunque los salones que ofrecen este servicio marcan restricciones sobre la frecuencia y duración de las sesiones de bronceado, es frecuente que algunos adolescentes que tienen algún evento social en puerta, acudan a diferentes establecimientos a utilizar estos servicios con la finalidad de lograr un bronceado profundo en tan solo una semana exponiéndose a graves daños en su organismo que ponen en peligro su vida.

Ya se han reportado adolescentes que practican el bronceado artificial burlando las advertencias sobre las restricciones que deben observar y se provocan graves enfermedades sanguíneas que lamentablemente ya han cobrado varias vidas.

La Organización Mundial de la Salud desea hacer saber al público en general que el uso de camas de bronceado son un peligro potencial y a los adolescentes que dejen de usar las camas de bronceado para lucir el ansiado color dorado de la piel sin tomar baños de sol.

El uso frecuente de las camas de bronceado produce comezón, piel reseca y a la larga, arrugas y piel ajada. Por si fuera poco todo lo anterior, también hay quién toma medicamentos para acelerar el bronceado que son peligrosos pues contienen derivados de la tirosina y el aminoácido tirosina que son ineficaces pero que se venden supuestamente con esta finalidad.

El bronceado artificial en camas de luz ultravioleta definitivamente está de moda, pero el precio que se paga por mantenerlo todo el año es bastante alto si se toma en cuenta la forma tan negativa en que afecta el organismo.

La Organización Mundial de la Salud advierte el peligro de usar las camas de bronceado y recomienda en todo caso el uso de cremas bronceadoras si se desea obscurecer el tono de la piel.