Combata los Resfriados con Sales Celulares

Las sales tisulares, también conocidas como sales celulares, (son minerales igual que los que se encuentran en la tierra y en las piedras). No son tóxicas y pueden conseguirse en forma de tabletas en casi cualquier farmacia homeopática o tienda naturista. Estas sales sirven para proveerle al cuerpo todo lo que necesita para que pueda combatir con éxito resfriados e influenza.

En el siglo XIX, el doctor Shuessler, médico alemán, descubrió que doce de las sales inorgánicas contenidas en el cuerpo humano, tienen funciones fisiológicas. Su tesis se fundamenta en que las substancias minerales inorgánicas que constituyen nuestro planeta, son las mismas en que se basa la composición de nuestra sangre, huesos, órganos y músculos y se dio cuenta de que, la deficiencia de una de estas sales, se manifiesta como la pérdida de la salud.

Estas sales tisulares se encuentran en nuestros alimentos cuando se cosechan en tierras orgánicamente ricas. La agricultura moderna, sin embargo ha privado a la comida de estos minerales substanciales, al utilizar en su lugar, fertilizantes químicos.

Homeopáticamente, las sales tisulares se preparan siguiendo un proceso llamado de trituración y atenuado, que utiliza los mismos minerales y como resultado, se obtienen tabletas que se absorben fácilmente y que contienen una cantidad mínima de la sal mineral específica.

Sales para los Resfriados
Para aliviar la congestión nasal, dolores de cabeza y síntomas de un resfriado común, disuelva dos píldoras de las siguientes sales debajo de la lengua cada hora, hasta que los síntomas disminuyan.

Ferrum phosphoricum (dolor de cabeza, congestión, garganta irritada, goteo nasal y tos).
Kali Mur (estornudos, dolores musculares, sinusitis, resfriados frecuentes.
Kali Sulph (para aliviar síntomas como nariz tapada y dolor sinusal).

Para la Influenza

Además de las sales mencionadas, agregue la misma dosificación de Silica para curar infecciones y brotes de influenza.

Fuentes alimentarias de Sales Celulares
Entre las hierbas y los alimentos que contienen Ferrum Phos, están los apios, espinacas, lentejas, rábanos, cebollas, nueces, fresas, manzanas, lechuga y hojas de nabo y betabel.

Entre las que contienen Kali Mur, están el jengibre, laurel, borraja, salvia, ejotes, zanahorias, betabeles, coliflor, espárragos, duraznos, piñas, limones y ciruelas.

Que contienen Kali Sulph: lechuga, perejil, semillas de linaza, mostaza, melissa, avena, endivias, almendras, cebada y trigo entero.

Los alimentos ricos en Silica son el diente de león, cola de caballo, maiz, centeno, arroz, soya, naranjas, guayavas y toronjas.

Si decide tomar estas sales, no es necesario consultar al médico homeópata a menos que la enfermedad sea crónica, como infecciones recurrentes de garganta o que empeore la enfermedad. Los niños responden muy bien a este tipo de remedios, por lo que se recomienda tenerlos a mano para cuando comienzan a presentar estos síntomas.