Remedios Naturales para la Bronquitis

La bronquitis es una enfermedad relativamente común que a menudo queda después de un resfriado o una gripe y puede afectar tanto a niños como a adultos. Si usted tiene bronquitis aguda después de un resfriado o bronquitis crónica provocada por fumar, hay remedios naturales que puede utilizar para remediarla y evitar que regrese. Aquí, la clave es darle apoyo al cuerpo con nutrientes para que logre sanar.

En la bronquitis aguda que es una enfermedad de las vías respiratorias, los bronquios se inflaman y se presenta tos, dolor de pecho y fiebre, y queda como complicación, a menudo después de un resfriado o la gripe. Los síntomas de la bronquitis crónica son más graves e incluyen dificultad en la respiración, silbidos en el pecho y por supuesto tos persistente, y la persona siente agotamiento.

A la primera señal de enfermedad como resfriados o gripes, que pueden evolucionar hacia la bronquitis, es importante empezar a combatirla, apoyando al cuerpo para que se deshaga de la enfermedad por sí mismo. Hay algunas vitaminas y minerales básicos que usted debemos tomar reforzar el sistema de defensas y algunas hierbas para ayudar a aliviar los síntomas, mientras el cuerpo sana.

El consumo de vitaminas A, C y E, así como el beta-caroteno contenido en el jugo de zanatoria pueden darle al cuerpo el apoyo que necesita. La vitamina A es importante para la salud de los pulmones. La vitamina C es un antihistamínico y refuerza el sistema inmune. La vitamina E ,ayuda en la cicatrización de los tejidos. El Beta-caroteno es útil para la salud respiratoria y la reparación de tejidos.

Mientras su cuerpo sana, se pueden aliviar los molestos síntomas, como la tos.

- La preparación de un té de ajo es excelente para eliminar la tos y de paso eliminar los gérmenes que están causando infección. Se prepara poniendo a hervir en medio litro de agua varios dientes de ajo. Se deja enfriar y se endulza el agua con un poco de miel y se toma tibia a lo largo del día.

- El té de menta endulzado con miel es una buena manera de calmar la tos.

- El té de ginseng ayuda a eliminar la infección y también puede aliviar los ataques de tos.

- Una bebida de jengibre machacado machacado con miel es buen supresor de la tos.

Los ejercicios respiratorios son excelentes para restablecerse después de una bronquitis. Un ejercicio muy bueno para fortalecer los pulmones es inflar globos o practicar Yoga o Pilates haciendo respiraciones profundas.

También, puede incluso hacer algunos cambios dietéticos que ayuden a su cuerpo a deshacerse de los gérmenes y toxinas que provocaron la enfermedad. Un ayuno de jugos de vegetales frescos y jugos de fruta es muy útil. Sólo recuerde, que los síntomas, como la tos, seguirán existiendo mientras el cuerpo se deshace de los gérmenes y toxinas. Por eso, el objetivo es sacarlos de su cuerpo para que pueda recuperar la salud.