¿De qué murió Brittany Murphy?

Esa fue la pregunta que quedó pendiente de responder cuando a finales del mes de diciembre pasado, nos desayunamos con la muerte muy prematura de esta joven actriz.

Y claro está, no estamos acostumbrados a escuchar que muere gente de 32 años de ataques al corazón, y por eso no nos queda claro, qué fue lo que causó su deceso pues su madre, que fue quién la encontró sin vida en el cuarto de baño, dijo que lo único que estaba tomando era un medicamento para aliviar los síntomas de la gripe.

Por lo general, los miembros de la farándula y artistas de cine que fallecen jóvenes, es porque están ingiriendo substancias químicas de algún tipo, drogas o medicamentos recetados como Marilyn Monroe, Elvis Presley, Michael Jackson, Heath Ledger, etc., pero se dice que cuando Brittany murió, había tomado medicamentos para aliviar los síntomas de la gripe, que pudo haber adquirido en el supermercado o la farmacia cerca de su casa y puede haberlos combinado con algún otro fármaco aparentemente inocuo, ya fuera recetado o no, que juntos pudieron producirle el fatal resultado.

Todos los medicamentos son peligrosos, y los médicos y los fabricantes de estos productos deberían advertir el peligro potencial que encierra su consumo, sobre todo cuando no hay supervisión profesional para su uso. Por el contrario, vea usted los anuncios de medicamentos de la televisión, presentan personas sonrientes, rebosantes de salud que corren felices por el campo o practican algún tipo de ejercicio o deporte.

Los medicamentos son substancias químicas de uso delicado y deben ser recursos extremos en manos del médico. Por lo general a largo plazo, el uso de medicamentos causa daño al corazón, hígado, riñones y sistema nervioso. Con el tiempo erosionan la salud, aceleran el envejecimiento y provocan enfermedades crónicas y degenerativas.