Cura del Cáncer de Matriz con Dieta y Yoga

Si partimos del aforismo de que "somos lo que comemos", definitivamente, tiene mucho sentido cambiar la forma de alimentarse en cuanto el resultado de la prueba de Papanicolaou arroja datos positivos de cáncer. Sin dejar de lado la supervisión médica, será bastante sabio recurrir a un cambio de forma de vida, poniendo énfasis en la forma de preparar los alimentos y de seleccionar lo que va a nutrir al cuerpo, que finalmente le dará herramientas y fortalezas para sanar por sí solo de cualquier enfermedad.

El cáncer de cuello del útero es el segundo cáncer más común en las mujeres y alcanza una alta tasa de fatalidad. Los tratamientos convencionales para este tipo de cáncer, como quimioterapia, radiación, cirugía, histerectomía, o la extirpación de los nódulos linfáticos y ovarios, por lo general producen esterilidad en la mujer. Por estas razones, es importante que consideren otras alternativas quienes buscan otro tipo de tratamientos menos dañinos y que en lugar de ser agresivos, sean más de acuerdo a la naturaleza para que ayuden a la persona a sentirse bien, antes que crear un caos de sufrimiento físico y emocional.

La combinación de yoga, meditación y dieta cruda vegetariana, es un tratamiento de curación alternativo, mucho más suave y benéfico para ayudarle al cuerpo a superar una enfermedad como el cáncer de cuello de útero.

Detallaremos en qué consiste este tratamiento, que se basa en consumir alimentos no procesados y sin cocinar de origen vegetal, como jugos de frutas y ensaladas preparadas con vegetales frescos, brotes o germinados de semillas, granos, nueces, granos y algas. Los alimentos crudos y los jugos naturales, llevan poderosos nutrientes directo al torrente sanguíneo y lo inundan de antioxidantes y enzimas que son vitales para la buena salud. Los antioxidantes, por ejemplo, reducen los desechos del metabolismo que son los causantes del cáncer.

Ya los científicos y médicos han comprobado que un cambio de dieta y hábitos de vida, son capaces de prevenir enfermedades como resfriados e influenza, retardar el envejecimiento, así como curar el cáncer, diabetes, úlceras y artritis, lo único que nos falta es poner en práctica este método de alimentación con fines estrictamente curativos.

Los alimentos frescos y naturales dan una vibración positiva, y producen curación pues mantienen una alta vibración energética que se manifiesta en poco tiempo en mejoría de los síntomas y disminución de los signos de la enfermedad, por esta razón se recomienda seguir bajo supervisión médica para hacer los estudios pertinentes.

Además de proveerle al cuerpo buenos alimentos, es de gran valor, también poner atención a la forma en que se trata al cuerpo. La práctica de yoga, que se enfoca a un estado de conciencia del cuerpo y al equilibrio de los chakras, reduce el estrés y permite que el cuerpo recobre la armonía que necesita para deshacerse del cáncer. Los ejercicios de respiración que se practican durante la yoga y la meditación, son poderosos auxiliares para sanar el cuerpo. En cuanto se entra en meditación, somos capaces de escuchar nuestro cuerpo y entrar en sintonía con un estado de salud.

Ayude a su cuerpo a sanarse a sí mismo. Ante el diagnóstico de cáncer, haga planes de vivir una larga vida llena de salud y de energía positiva con alimentos vibrantes, personas maravillosas y llena de felicidad y salud. El cáncer cervical puede ser un gran obstáculo y una amenaza para la vida, pero no debe ser una batalla que se libra con muchas probabilidades en contra, cuando se enfrenta sólo con tratamientos médicos, sin apoyos de la medicina natural. La yoga y la meditación, además de la adopción de una dieta cruda, le harán emerger de la enfermedad más fuerte, saludable y con más sabiduría.