Prevenir la Osteoporosis

Una dolencia común en la población de entre 51 y 70 años es la osteoporosis, un proceso por el que los huesos pierden las sustancias minerales y muy especialmente el calcio. Esta pérdida hace que el hueso sea más poroso, más ligero y, por consiguiente, más frágil. Esta enfermedad, que afecta en una proporción más alta a la población femenina, debe combatirse.

Esta fragilidad conduce a una propensión patológica a las fracturas. Las mujeres son más susceptibles a la osteoporosis que los hombres, la cual se debe a la influencia de las hormonas sexuales femeninas, como resultado de los trastornos de las mismas.

También, las mujeres afectadas por la anorexia nervosa, la bulimia nervosa y las que llevan dietas restrictivas, padecen a menudo de deficiencias alimenticias que pueden causar osteoporosis, por medio de los siguientes mecanismos:

- Ingestión inadecuada del calcio: Se ha establecido que la deficiencia del calcio en la dieta diaria predispone a, o causa, la osteoporosis. Una mujer adulta pre menopáusica (con niveles normales de estrógeno) necesita unos 1000 mg/día de calcio; mientras, que una mujer que carezca de esta hormona (durante la menopausia) necesita unos 1500 mg/día para evitar la enfermedad. La leche (imposible de ser digerida por la mayoría de los seres humanos) no es ni la única ni la mejor fuente dietética de calcio.

El mejor método para contrarrestar el desarrollo de la osteoporosis es la prevención. Una vez que los huesos han sufrido daño es muy poco lo que se puede hacerse para regenerarlo.

Las recomendaciones que se hacen a las mujeres para evitar la osteoporosis son las siguientes:

- Dieta balanceada con cantidades adecuadas de calcio y de vitamina D incluidas.

- Evitar el humo del cigarrillo, ya que predispone el desarrollo de la osteoporosis.

- Hacer ejercicio regular y adecuadamente.

- Evitar las dietas restrictivas.

- Tomar sol, en los climas muy fríos, necesario para el metabolismo de la vitamina D y el calcio.

El siguiente remedio es una forma sana de tomar calcio que contiene la cáscara de huevo, tras un proceso de elaboración:

INGREDIENTES

* 1 huevo entero
* jugo de limón
* cáscara de limón

PREPARACION

* Lavar el huevo
* Sumergir el huevo entero en un vaso que contenga jugo de limón.
* Colocar, a modo de peso, la cáscara de limón encima del huevo para que se mantenga sumergido.
* Dejar 12 horas en maceración hasta que, por efecto del zumo, la cáscara se haya disuelto por completo.

FORMA DE TOMARLO

Sacar el huevo del vaso e ingerir el líquido resultante después de agitarlo. Tomar 3 veces por semana, el tiempo que sea necesario.