Esperanza de Cura para la Diabetes en los Delfines

En una curiosa particularidad que exhiben los delfines, tienen puestos los ojos los científicos, para ver si pueden desentrañar el secreto sobre la forma en que transforman su estado normal a un estado diabético y viceversa.

Esta particularidad, que ocurre cuando el delfín está en ayunas debido a que escasea el alimento, lo mantiene con suficiente energía y azúcar en la sangre para volver al estado normal una vez que encuentra alimento.

Este hallazgo ha llevado a los científicos a pensar que el delfín puede tener un "interruptor" genético que le permite imitar la diabetes mientras no come sin sufrir efectos adversos.

Se cree que si se pudiera identificar esta vía genética en los seres humanos, también se podrían desarrollar medicamentos para modificar eficazmente la diabetes.

La preocupación por el incontenible avance de la diabetes en el mundo, mantiene a los científicos estudiando a marchas forzadas esta enfermedad, en que los tejidos de las personas con diabetes tipo 2 se han vuelto resistentes a la insulina y pierden la capacidad para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Debido a las grandes similitudes que existen entre los cerebros humanos y los de los delfines, es que los científicos tienen puestas sus esperanzas en que este descubrimiento los lleve a encontrar nuevas formas de prevenir, tratar e incluso curar la diabetes en los humanos.

Tanto los seres humanos como los delfines tienen los cerebros más grandes de todos los mamíferos y ambos tienen los glóbulos rojos extremadamente permeables a la glucosa y son capaces de transportar grandes cantidades de glucosa al cerebro.