Ciruelas Pasas contra el Estreñimiento

¡El estreñimiento es altamente nocivo para el cuerpo, mente y espíritu! Y puede padecerse a cualquier edad. El molesto estreñimiento puede deberse a diversas razones, y si se anda en busca de alivio, la dieta es el mejor camino a seguir. Las ciruelas pasas que tan bien conocemos son una de las formas que tiene la naturaleza para suavizar y regresar al equilibrio al intestino.

Las ciruelas pasas regularizan el intestino, pues proveen azúcares simples que absorben líquidos y además, son benéficas para el sistema digestivo pues contienen altos niveles de fibra soluble e insoluble.

Las fibras solubles forman una gelatina que cuando se mezclan con los líquidos suavizan las heces por su capacidad de absorber agua y para el proceso intestinal se requiere humedad. La fibra insoluble pasa a través del sistema digestivo intacta, y su función es mover la masa fecal a través del intestino. Otra vez, el agua es fundamental para esta función tan importante porque cuando el intestino se mueve lentamente, al añadir líquido en demasía, puede empeorar el problema, producir gases e inflamación.

Pero, la solución es simple. La más eficaz forma de manejar el estreñimiento es consumiendo ciruelas pasas que se han rehidratado para transformar su textura y hacerlas jugosas. El líquido adicional ayudará para empujar la masa de fibra a través de los múltiples pliegues del larguísimo intestino grueso, y hará las heces más suaves y más fáciles de expeler.

Las ciruelas también contienen gran cantidad de antioxidantes, están cargadas de vitamina A, hierro y potasio. Estas dulces frutas secas pueden tomarse como postre para satisfacer el apetito por algo dulce y equilibrando las bajas de azúcar pues contienen sorbitol y fructosa, pero no contienen sucrosa, que es el azúcar blanco. Son una delicia como botana a media tarde, pero sobre todo, corrigen el estreñimiento.

Para Rehidratar las Ciruelas Pasas En un recipiente pequeño añada suficiente agua para cubrir las ciruelas. Caliente hasta que el agua se vea un poco espesa, como una miel y las ciruelas se hayan expandido y suavizado. Coma de cinco a seis ciruelas pasas diariamente incluído el jaraba. Manténgalas a temperatura ambiente. Para rehidratarlas rápidamente, vierta agua hirviendo sobre las ciruelas durante 10 minutos. ¡Provecho!