La Verdad sobre el Yogurt con Probióticos

Para algunos estadounidenses, un anuncio muy prometedor es: "Usted puede tener derecho a dinero en efectivo", al reclamar por los efectos colaterales de algunos medicamentos o promesas no cumplidas en la publicidad de algunos productos.

Hace unas semanas en Estados Unidos se emitió un comunicado contra una empresa mundial fabricante de yogurt, por su falsa publicidad de los beneficios para la salud al consumir sus productos, porque una señora, vecina del Estado de California, tomó yogurt, esperando que su consumo le regulara la digestión, y no fue así.

La compañía que promueve los yogures probióticos Activia y DanActivia para mejorar la digestión, se ha comprometido a devolver a los inconformes el importe de sus compras, y para este fin ha destinado ¡35 millones de dólares!.

Debido a que no hay forma de comprobar la compra de estos yogures, que están en el mercado desde 2006, sólo es necesario llenar un formulario de reclamación, con el cálculo de la cantidad que se cree se ha gastado en estos productos.

Las compañías que anuncian que los microorganismos probióticos que contienen sus productos, ayudan a mejorar la digestión y a eliminar el estreñimiento, deberán regresar su dinero a los consumidores que compraron sus productos bajo estas falsas promesas, aunque los fabricantes alegan que si no hicieron el bien que prometieron, tampoco hicieron mal a quién los consumió.

Debido a que la compañía demandada es multimillonaria, la noticia ha provocado un escándalo que ha dado como resultado que quienes nunca habían escuchado la palabra probióticos, ahora estén muy conscientes de ella.

Y por cierto, los beneficios de los probióticos son múltiples, entre ellos destaca la producción de sustancias antibacterianas que mejoran la defensa contra la invasión de otros microorganismos. Los probióticos también nos ayudan a poblar la flora intestinal que puede verse alterada por la administración de antibióticos.

Los probióticos son microorganismos vivos que, suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo del huésped. Los probióticos han sido consumidos por siglos en todo el mundo, en forma de alimentos fermentados o cultivados como yogur, queso cottage y leche de granos.

El consumo de probióticos puede ayudarle a nuestro organismo a fortalecerse o a combatir algunos males. Estos son algunos de sus beneficios:

? Boca. Desde que se mastica o traga un alimento con probióticos, el pH bucal cambia a fin de prevenir el desarrollo de caries.

? Piel. Ciertas cepas ayudan a que su tonalidad sea uniforme. Hay estudios que sugieren que también permiten endurecer las uñas y aumentar el brillo del cabello.

? Tracto urinario. Regula la microflora vaginal, evitando infecciones causadas por levaduras, hongos y bacterias, como la candidiasis.

? Sistema inmunitario. Alimentan a las células de defensa, lo que estimula la actividad de inmunoglobinas y macrófagos, esenciales para combatir agentes dañinos.

? Alergias. Ya que fue reforzado el sistema inmunitario, evitan reacciones exacerbadas como el eccema.

? Intolerancia a la lactosa. Los microorganismos digieren la lactosa en lugar de que lo haga el intestino, reduciendo la inflamación.

? Gastritis. Controlan la bacteria Helicobacter pylori, que inflama el recubrimiento del estómago.

? Astenia. Es una fatiga provocada por la asimilación insuficiente de los alimentos; hay probióticos ?diseñados? para mejorar la absorción de los nutrientes.

Eso, sí, el yogurt debe ser preparado en casa, no debe ser pasteurizado, ni añadido de conservadores, saborizantes, ni espesantes como la gelatina que contienen muchos de los productos comerciales que se expenden con el nombre de yogurt.