Hipertiroidismo o Hipotiroidismo La Importancia de la Glándula Tiroides

Sin duda alguna nuestro organismo dejaría de ser perfecto sin órganos funcionando armónicamente y tan importantes como: Riñones, Hígado, Bazo, Corazón y Pulmones, los cuales igualmente deben a su vez, su buen funcionamiento, a sus vísceras acopladas como la Vejiga, Vesícula Biliar, Estómago e Intestinos Delgado y Grueso; pero sin embargo, tan importantes estructuras para la salud del organismo, tampoco serían funcionales sin la existencia de otras glándulas, cuyo servicio es incluso indispensable para el buen funcionamiento orgánico.

Así, hablaremos ahora de la importancia de la Glándula Tiroides, la cual en buen español, sencillamente regula TODO el metabolismo del organismo humano, regula también la sensibilidad del cuerpo a las demás hormonas, mientras que también es productora de proteínas, pero lo más sobresaliente dentro de sus funciones, es la elaboración y vaciamiento al torrente sanguíneo de algunas de las hormonas tiroideas que produce, destacadamente la Tiroxina (T4), la Triyodotironina (T3) y la Calcitonina.

La Glándula Tiroides se localiza en la parte frontal del cuello, exactamente a la altura de las vértebras cervical 5 y torácica 1, precisamente debajo de la manzana de Adán, junto al Cartílago Tiroides sobre la tráquea y se encuentra cubierta de varias capas de piel y músculo. Se trata de una glándula impar de secreción ubicada en la región anterior del cuello, en la unión de su tercio inferior, con los dos tercios superiores y se apoya en la parte anterior del conducto laringo-traqueal. Es de color girs rosada, de consistencia intermedia con tamaño de 7 cms. De ancho X 3 cms. De alto y 18 mm de grueso, parámetros que desde luego pueden variar tanto de persona a persona, como por sexo y edad. Dentro del Sistema Endocrino es una de las estructuras de mayor tamaño, llegando a pesar en un adulto de 25 a 30 grms. Consta de dos lóbulos situados a ambos lados de la traquea y la laringe, unidos por el Istmo.

La Glándula Tiroides logra mantenerse en su lugar gracias a la cápsula que la recubre, que viene siendo una extensión de la aponeurosis cervical, cuenta con tres ligamentos: uno medio que se extiende de la laringe a la parte media de la Tiroides y los otros laterales, que van de los lóbulos laterales de la traquea al cartílago cricoides. Contribuyena a su sostén los vasos tiroideos, junto con las vainas conjuntivas que van de la cápsula tiroidea a la vaina de los vasos del cuello. Por su forma podría identificarse con una H, o una mariposa, cuya concavidad dirigida hacía atrás, abraza estrechamente a la traquea y el esófago. Por su forma se puede distinguir una parte media y estrecha, conocida cono ?istmo?, así como dos lóbulos laterales más voluminosos.

Esta imporante glándula se nutre y recibe OXÍGENO de las dos arterias tiroideas superiores, que le permiten producir la hormona tiroidea conocida como Tiroxina, que tiene la función de aumentar el consumo de oxígeno, además de estimular la actividad metabólica del organismo, regula el crecimiento y la maduración de los tejidos, y también actúa sobre el estado de alerta físico y mental?y si, ésta hormona contiene YODO; por su parte la hormona Triyodotironina tiene las mismas caracteristicas y funciones; mientras que la hormona Calcitonina tiene a su cargo disminuir los niveles de calcio en la sangre e inhibe la reabsorción ósea. A su vez la producción de estas hormonas se encuentra regulada por la hormona Tirotropina (THS) que estimula a la Tiroides, pero que es producida en la glándula Hipófisis, localizada en el Sistema Nervioso Central.

Para acabar pronto éstas hormonas regulan el metabolismo general del cuerpo físico, afectando el crecimiento y el grado de funcionalidad de otros sistemas del organismo, mientras que la glándula Tiroides, absorbe selectivamente el yodo circulante en el torrente sanguíneo, indispensable para la biosíntesis de las hormonas secretadas por la glándula, para destinarlo a la producción de hormonas tiroideas, cuya fase inicial procesal parte del ioduro circulante.Terminado el proceso las hormonas son almacenadas para ser vertidas a la sangre según las necesidades del organismo, ya que cuando se presenta un exceso de hormonas tiroideas, la hipófisis deja de segregar TSH y viceversa, proceso que permite mantener un nivel constante de las hormonas tiroideas circulantes, salvo que se presente algún problema que dispare sin control la secreción de dichas hormonas, en cuyo caso toma el nombre de HIPERTIROIDISMO. La T4 cuenta con 4 moléculas de yodo, y la T3 tiene solo 3.

El HIPERTIROIDISMO se caracteriza por un mal funcionamiento general del metabolismo, con grave decrecimiento del consumo de OXÍGENO, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y grasas, afectandose el crecimiento y desarrollo, así como una apropiada acción calorígena y termoreguladora, aumentando cuando se hace necesario el consumo de OXÍGENO, ayudándo a la síntesis y degradación de las proteínas y grasas. Su papel es fundamental para la síntesis del glucógeno y el uso de la glucosa y también para la formación de la vitamina A.

Por el contrario, el HIPOTIROIDISMO es resultante de la falta de secreción de las hormonas tiroideas y en consecuencia, se presenta una disminución global de la actividad orgánica que afecta a funciones metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas, etc., siendo el HIPOTIROIDISMO la afección más común de la Tiroides, caracterizada por letargo y lentitud, intolerancia al frío, baja en el ritmo cardiaco, constipación, piel y cabello seco; mientras que en el sexo femenino se presentan períodos menstruales largos y abundantes, así como diminución del interés sexual.

De conformidad con el origen y los mecanismos, por los que se puede llegar al fallo tiroideo, el HIPOTIROIDISMO se clasifica en tres categorías: a).- HIPOTIROIDISMO primario, producido por enfermedades propias de la glándula Tiroides, que destruyen los folículos tiroideos y donde la tiroides puede afectarse por diversas causas como: ► Trastornos en la formación del feto. ► Deficiencia de la formación biológica hormonal. ► Extirpación o destrucción de la glándula. ► Enfermedades autoinmunes o por una ► miscelánea de causas.

b).- HIPOTIROIDISMO secundario, o alteración que se presenta con una Tiroides sana, y c).- HIPOTIROIDISMO terciario, donde la persona sufre las consecuencias de enfermedades del Hipotálamo, con glándula Tiroides y la Hipófisis sana.

Así debemos estar atentos a los 5 principales factores de riesgo como embarazo y enfermedades autoinmunes. 2.- Edad, 3.- Sexo, 4.- Factores genéticos y 5 La raza; siendo sus principales síntomas: ► Sequedad de la piel, ► Palidez, ► Lentitud de lenguaje, ► Aumento de peso, ► Ronquera, ► Disminución de la memoria, ► Disminución de reflejos osteo-tendinosos, ► Hinchazón de manos, pies, cara y párpados, ► Constipación intestinal, ► Adelgazamiento, sequedad o caída del cabello, ► Somnolencia y cansancio, ► Hipertensión arterial, ► Trastornos menstruales, ► Nerviosismo y ansiedad. ► Bradicardia, ► Derrame pleural.

El tema es mucho más amplio, pero la falta de espacio nos obliga a dejar el resto en el tintero, no sin antes sugerir que ante la sospecha de falla de la Tiroides, se procure recuperar rápidamente, la calidad y cantidad de OXÍGENO sanguíneo perdido, a través de las Cámaras Hiperbáricas, previa orientación competente de un Naturópata.