Revista Mundo Natural
 
 

Cómo Detener una Hemorragia Nasal


foto


Detener una hemorragia nasal leve en pocos minutos es fácil con este sencillo remedio. Se rasga un trozo de papel de estraza (el papel café de las bolsas de comestibles), se coloca en la boca, entre el labio superior y la encía, y se deja allí hasta que la nariz deja de sangrar. Aunque suena extraño y nadie sabe a ciencia cierta por qué funciona, es un remedio tan viejo que ya se olvidó cómo fue que surgió.

Un tratamiento casero probado y cierto para las hemorragias nasales, que detiene el flujo sanguíneo rápidamente es usar una bolsa de hielo. Siéntese y coloque una bolsa de hielo en la frente y parte superior de la nariz. La frialdad del hielo constriñe los vasos sanguíneos e impide el sangrado posterior. Como alternativa, también puede colocar el hielo sobre la espalda, justo debajo del cuello. La frialdad y la presión en la parte posterior del cuello restringe el flujo de sangre hacia la cabeza.

Aunque parezca difícil de creer, inhalar los vapores de una cebolla recién cortada también se utiliza como tratamiento casero para las hemorragias nasales. Los vapores naturales de la cebolla ayudan a la coagulación de la sangre. La próxima vez que usted o alguien en su familia, sufra de una hemorragia nasal incline la cabeza hacia atrás y luego coloque una rebanada gruesa de cebolla directamente bajo la nariz.

La deficiencia de vitamina K es a menudo una causa de las hemorragias nasales. El consumo de vegetales ricos en vitamina K, como las verduras de hoja verde, o bien tomar los suplementos de vitamina K ayudan a prevenir futuras hemorragias nasales. La vitamina C también es buena idea, ya que ayuda a mantener los vasos sanguíneos fuertes.
Comenta este artículo:










 
 









acento.com.mx

Mundo Editorial Derechos Reservados 2014
Sitio Desarrollado por noticias de Chihuahua
Mapa del sitio | Lista de Articulos