La Alimentación Después de los 50

Para cuando las personas llegamos a esta etapa de la vida, nuestro organismo ya ha comenzado a experimentar cambios y necesita más nutrientes de calidad y menor cantidad de calorías. Esta es la razón de que se recomiende poner más atención tanto a lo que comemos como a lo que debemos dejar de comer.

Uno de los cambios puede ser que el intestino se vuelva perezoso, por lo tanto se debe comer una buena cantidad de fibra proveniente de frutas, vegetales y cereales además de beber por lo menos ocho vasos de agua al día.

Seleccione únicamente alimentos con proteínas de la mejor calidad, carnes magras, pescados, aves, legumbres, nueces y semillas. Tratando de mantener en el mínimo el consumo de alimentos que contengan harinas blancas, grasas y azúcares.

Huesos y Dientes
El calcio es fundamental en esta etapa de la vida y para proteger tanto los huesos que se ven afectados por la osteoporosis como a la dentadura, se recomienda el consumo de semillas como las de calabaza, ajonjolí y girasol, sin descartar las verduras de hojas de color verde obscuro como las espinacas, acelgas, berros, etc. También, beber dos vasos de leche de soya al día protege de la osteoporosis después de la’ menopausia y fortalece los huesos de la columna vertebral.

Debemos asegurarnos de consumir suficiente vitamina B comiendo granos, extracto de levadura, legumbres, vegetales, frutas, huevos, pescados y carnes magras.

La vitamina D es producida por la acción de los rayos solares sobre la piel. Por lo tanto, las personas que se asolean poco, pueden presentar deficiencias que podrían ocasionarles debilitamiento y deformación de los huesos. Se recomienda tomar suplementos de vitamina D (10 mg por día).

Menopausia
Para las mujeres, les es conveniente consumir alimentos a base de soya, que contiene fitoestrógenos, los cuales ayudan a reducir los síntomas molestos de la menopausia.

La forma más fácil de mantenernos sanos, es llevando una alimentación saludable y cuidando que el intestino funcione adecuadamente, sin dar por hecho que para estar sanos debemos consumir decenas de píldoras diariamente. No lo olvide, el mejor médico es la naturaleza que está dentro de nosotros mismos.