Alimentos para Combatir el Estreñimiento

Aunque hablar del estreñimiento no es un tema muy agradable, es necesario hacerlo cuando sabemos que muchísimas personas padecen este incómodo problema. Cuando se habla de estreñimiento nos referimos a la irregularidad o a la dificultad para eliminar materias fecales endurecidas. Manteniendo una dieta sana y con remedios naturales, el estreñimiento, generalmente se puede combatir y evitar. Algunos de las recomendaciones que se pueden seguir para aliviar y evitar el estreñimiento.

Entre los laxantes naturales se encuentra el jugo de ciruela, del cual puede beberse una taza o más hasta que haga el efecto deseado. El mismo resultado se obtiene comiendo las ciruelas pasas y se tomará en cuenta que los efectos tanto con el jugo de ciruela como con las ciruelas pasas, son más rápidos cuando se toman con el estómago vacío.

Si a usted le agradan las ciruelas, pruebe los higos deshidratados que contienen tanto fibra soluble como insoluble que hacen funcionar los intestinos de maravilla.

Las uvas son otro alimento que hacen funcionar el intestino perezoso, y deben comerse más o menos 300 gramos de uvas diariamente para mantener el intestino funcionando como relojito. 300 gramos parece mucha cantidad, pero no es más que un racimo más o menos pequeño. Compre un kilo de uvas y divídalo en tres partes, es la dosis para tres días. Procure comer las uvas con la cáscara y las semillas para mejores efectos. No se olvide de beber agua natural.

La sandía tiene efecto laxante, especialmente cuando se come en abundancia y como efecto colateral, la sandía nos da el beneficio de limpiar los riñones y por tanto, previene la formación de cálculos.

La miel de abeja es un laxante natural que puede añadirse a otros alimentos laxantes para potenciar sus efectos.

Otras recomendaciones:
Aumente la ingesta de fibra dando preferencia a alimentos con fibra en lugar de productos refinados. Consuma productos preparados con avena, cebada o centeno, en lugar de elaborados con harina blanca de trigo.

Tome diariamente por lo menos cinco porciones de frutas y vegetales. Manzanas, plátanos, naranjas, guayabas, peras. Frijoles, chícharos, calabazas, brócoli, lechuga y espinacas que son alimentos que ayudan a prevenir y a aliviar el estreñimiento.

El ejercicio diario ayuda a regularizar el intestino. Cuando nos mantenemos activos, lo mismo hace el intestino, por el contrario, cuando permanecemos estáticos, el intestino desarrolla estreñimiento.

Muchos medicamentos provocan estreñimiento, así que tome en cuenta este factor cuando le receten algún producto farmacéutico y tome sus precauciones siguiendo nuestras recomendaciones.

El consumo de por lo menos de seis a ocho vasos de agua, no solo mejora la salud en general, sino también ayuda a mantener húmedos los intestinos para que sus movimientos sean más fáciles.

Una cucharada de aceite de oliva en la mañana, estimula la digestión y lubrica la mucosa intestinal y también una taza de café por la mañana, a menudo facilita el movimiento intestinal.