Uvas para la Artritis

Comer uvas y otras frutas ricas en ha demostrado que puede disminuir los síntomas de la artritis reumatoide, así como prevenir los ataques de gota. Heladas, asadas, rostizadas o a la parrilla, las uvas mejoran el sabor de todas las comidas, desde los aperitivos hasta las ensaladas y otros platillos. Recientemente se ha reconocido que añadir uvas a la dieta puede disminuir también el ácido úrico en la sangre y prevenir la gota. Las uvas pueden consumirse frescas o prepararlas mezcladas con otras frutas o verduras en forma de licuados para ayudar a mantener la alcalinidad de la sangre y de la orina.

Las Uvas ayudan a Disolver los Cristales de Ácido Úrico para el alivio natural del Dolor.

Cuando la sangre y la orina se mantienen alcalinos, los desechos ácidos pueden eliminarse más fácilmente, lo que reduce las crisis de artritis reumatoide y los síntomas recurrentes de la gota. Los cristales de ácido úrico se forman como resultado de la disminución de la función renal y se disuelven en la orina alcalina, lo que permite eliminarlas del torrente sanguíneo y evitar que se depositen en las articulaciones.

La dieta normal o las botanas pueden modificarse añadiéndoles nutrientes al incluir las uvas en ellas. Prepare un licuado de frutas, mezclando en la licuadora uvas con fresas, una cucharada de miel virgen y un poco de agua para disfrutar y aliviar el dolor de la artritis.

Tenga uvas frescas a la mano y consúmalas libremente para ayudar al cuerpo a protegerse de los dolores de la artritis o la gota. En lugar de consumir drogas peligrosas y medicinas con posibles efectos secundarios, coma uvas para aliviar el dolor.

Los Bioflavonoides, la Quercetina, los Antioxidants y la Vitamin C Alivian los dolores de la Artritis Reumatoide Compre uvas, de preferencia orgánicas. Tanto la uva como la fresa son conocidas porque absorben altas cantidades de pesticidas a través de su piel, por esta razón cuando se cultivan orgánicamente son más codiciadas.

Las uvas rojas contienen un bioflavonoide llamado quercetina que es un gran antioxidante que funciona junto con la vitamina C para estimular el sistema inmunológico para combatir infecciones, cáncer, inflamación y aliviar dolores reumáticos.

Las semillas de las uvas contienen una substancia llamada picnogenol que es otro poderoso antioxidante para combatir toda clase de dolores artríticos, problemas cardiovasculares, estrés y alergias.