Impacto del Estrés en la Digestión

Cuando pensamos en la digestión, pensamos en relación a la comida que consumimos, y aunque la calidad de los alimentos es importante, un aspecto fundamental para la salud digestiva es el impacto que tiene el estrés en la digestión, que no debe ser subestimado. Todos los alimentos crudos, las enzimas y los remedios herbolarios no podrán mejorar las dificultades que causa el estrés en la digestión.

Cómo Impacta el Estrés
La respuesta típica del cuerpo ante una situación de estrés, es la liberación de adrenalina y cortisol de las glándulas suprarenales y estas hormonas disparan reacciones en el cuerpo como aceleración del pulso, falta de apetito, agruras, náuseas y dolores de estómago.

El estrés también produce inflamación del sistema digestivo, que afecta la asimilación de nutrientes. A largo plazo, el estrés puede causar problemas digestivos crónicos como el síndrome de colon irritable y úlceras estomacales.

Qué se Puede Hacer

Ejercicios de Relajación. Estas sencillas rutinas le ayudarán a liberarse de la tensión física, al relajar todas las partes del cuerpo. Acuéstese en un lugar tranquilo, y comience a liberar poco a poco la tensión de su cuerpo, comenzando por la cara y el cuello, prosiguiendo con los hombros, espalda, pecho, brazos, manos, estómago, piernas y pies. Respire acompasadamente, haciendo énfasis en la respiración profunda que inmediatamente inicia el estado de relajación.

Relájese antes de Comer. Cuando se siente a comer, en lugar de iniciar inmediatamente a comer, haga un pequeño ritual de relajación para comenzar bien el trabajo de digestión. Antes de levantar el tenedor, haga una respiración profunda lenta y trate de liberar cualquier tensión de sus músculos. Mentalmente agradezca con humildad la oportunidad de alimentarse. Coma despacio y disfrute los alimentos. Mastique perfectamente y concéntrese en los nutrientes y en la energía que la comida le da. No permita que le invadan las preocupaciones o las cosas pendientes que tiene que hacer. Simplemente disfrute la comida y permita que su cuerpo utilice los nutrientes que necesita.

Reduzca y Maneje su Estrés. Con frecuencia no sabemos manejar las situaciones que nos causan preocupación. Tampoco podemos cambiar las situaciones que nos estresan, (aunque algunas veces sí se puede) aunque debemos poder manejarlas de manera que no dañen nuestra salud.

Coma Bien. Los alimentos naturales e integrales son la mejor opción para la digestión. Las comidas antinaturales, procesadas, solamente le causan estrés al cuerpo. Seleccione grasas naturales, proteínas de calidad y alimentos fermentados como el yogurt o el jocoque que nutren el sistema digestivo. Antes de comer coma un trozo de fruta ácida como guayaba o piña para preparar la digestión. No tome líquidos con la comida y termine sus alimentos con un té digestivo, de preferencia amargo sin endulzar.