Las Cosas Gratuitas de la Vida

Dicen que las mejores cosas de la vida son gratis…..y cuando se trata de la salud, esta idea es de una veracidad absoluta. Claro que sí, podemos ir a gastar una fortuna de suplementos nutricionales, tratamientos desintoxicantes, y productos de limpieza natural que aunque son muy benéficos, muchas veces están fuera de un presupuesto normal.

Debemos establecer prioridades y hacer lo que podamos para vivir una vida sana donde quiera que nos encontremos. Pero, también es verdad que la buena salud no tiene por qué costarnos un ojo de la cara. Aquí anotamos cinco formas de mejorar la salud y la vitalidad sin gastar un solo peso, o tal vez, unos cuantos centavos:

1. Luz Solar
Gracias a Dios, al gobierno no se le ha ocurrido la forma de patentar y cobrarnos impuestos por los beneficios de la luz del sol. Así que aproveche y trate de recibir los rayos solares durante 10 minutos diariamente, que son suficientes para producir la vitamina D y la serotonina necesarias. También ayuda a regular el ritmo circadiano. Su salud física y mental se lo agradecerán.

2. Cepillado de la Piel
Una de las formas más eficaces (y sin costo) de desintoxicar el organismo es el cepillado de la piel en seco. Todo lo que se necesita es un simple cepillo de cerdas naturales y unos cuantos minutos antes de meterse a la regadera. El cepillado de la piel en seco, estimula la desintoxicación del cuerpo a través de la circulación linfática. También exfolia la piel, dejándola suave.

3. Baños Calientes
Después del cepillado de la piel en seco, un agradable baño de agua caliente es una forma sencilla y sin costo de desintoxicar el cuerpo. Si además nos podemos meter a la tina de agua calientita durante 20 minutos, será una forma perfecta para relajarnos después de un arduo día de trabajo. Añada al agua un poco de vinagre de manzana, bicarbonato de sodio o sales de epsom para facilitar la desintoxicación. Si además enciende unas veladoras y escucha música suave, el efecto será mejor.

4. Agua Tibia con Limón en la Mañana
El desayuno, se dice que es la comida más importante del día, pero antes que nada, con el estómago vacío, beba un vaso grande de agua tibia a la que habrá agregado el jugo de un limón. Esta combinación, rehidrata al cuerpo después de una larga noche, favorece la limpieza de los riñones y del intestino. Esta es la mejor forma de iniciar el día. Media hora después o más puede tomar su desayuno habitual.

5. Madre Naturaleza
Vaya al parque, al jardín o al patio trasero. Trate de pasar tiempo en contacto con la naturaleza, disfrutando la vida al aire libre. Unos cuantos minutos diarios fuera del alcance de las radiaciones de las luces fluorescentes y de los aparatos electrónicos domésticos o del entorno laboral, hacen maravillas por la salud. Si además podemos acercarnos a donde hay agua natural como un lago, río o mar, será mayormente revitalizante la experiencia. Si no puede hacerlo diariamente, propóngase hacerlo una vez a la semana. A los niños en especial, les hace falta este contacto, respirar aire puro del campo les es particularmente benéfico para fortalecerse y crecer sanos.