El Equilibrio en la Naturaleza

El concepto de “equilibrio de la naturaleza” es muy viejo y se utiliza para regir la investigación en el área de la ecología y en el manejo de los recursos naturales. Cuando hablamos de equilibrio de la naturaleza en relación a los remedios y tratamientos, nos estamos refiriendo a la interacción entre ambos, los agentes curativos y la madre naturaleza. Para cada problema, existe un remedio natural y siempre van juntos tomados de la mano.

Estos consejos han pasado de generación en generación, como los remedios de hierbas, frutas, aceites esenciales que usamos a diario, en los suplementos nutricionales como tratamientos específicos y que han captado la atención de la gente que busca remedios naturales sin efectos secundarios negativos.

Estos remedios naturales son simples, económicos y están libres de químicos. Además queda la satisfacción que brinda el poder tratarse y curarse uno mismo.

Cada vez se generaliza más la noción de que los medicamentos químicos sintéticos no son la única respuesta a los problemas de salud y para el tratamiento de los malestares. Cada vez más personas están conscientes de que los remedios naturales y los tratamientos caseros resuelven la mayoría de los problemas comunes de salud. Se ha llegado ya al punto en que la comunidad médica comienza a combinar su tratamiento médico convencional con algunas prácticas alternativas.

El interés en los remedios y tratamientos naturales ha tenido un aumento importante en la última década por personas que buscan una medicina más holística, sobre todo para las enfermedades crónicas.

Las enfermedades para las que más se buscan los remedios naturales son la artritis, los dolores de cabeza, la diabetes, enfermedades del corazón, cáncer, ansiedad y depresión.

Lo malo de este asunto, es que rara vez informan a su médico que están tomando hierbas o remedios naturales, lo que puede producir interacción con algunas drogas sintéticas.

Los remedios y tratamientos naturales con frecuencia son a base de métodos o formas de tratar enfermedades que se usaba en el pasado pero este tipo de tratamientos no tenía contemplada a la medicina convencional que se usa hoy en día. Sin embargo, en la actualidad, muchas empresas de remedios naturales han logrado mejorar los resultados de los métodos naturales sin faltar al rigor del método natural.

Sus palabras siguen siendo válidas en este siglo XXI.
Una naturópata del siglo XIX, Ellen White, escribió: “las drogas nunca curan la enfermedad, sólo cambian su forma y localización”. “Cuando las drogas se introducen al cuerpo, durante un tiempo parece que tienen un efecto positivo; se ha operado un cambio, pero la enfermedad no ha sido curada y pronto se manifestará de otra manera”. “La enfermedad para la cual fue tomada la medicina, podrá desaparecer, pero reaparecerá de otra forma, tal vez como enfermedad de la piel, úlceras, articulaciones dolorosas y algunas veces en formas más peligrosas y mortales”. “La naturaleza sigue luchando y el paciente sufre sus distintos malestares, hasta que deja de luchar y la muerte hace presencia”.

Esperemos que el crecimiento en el uso de los remedios y tratamientos naturales siga aumentando hasta el grado de que la medicina alternativa sea parte corriente de la medicina oficial, para beneficio de todos. Además de mejorar la dieta de los mexicanos, los beneficios para la salud que traería una medicina más natural, serían de incalculable valor y se abatiría el número de enfermos que hacen fila para atenderse en los consultorios médicos y que dependerán de por vida de los medicamentos para irla pasando, pero nunca para sanar.