Peligros de la Época Moderna

Llegar a este mundo, es ahora más peligroso que nunca. Un recién nacido se enfrenta a peligros y amenazas terribles, la cultura moderna lo expone al uso de pañales desechables que causan serias erupciones y quemaduras mientras es sometido a un esquema de vacunas que le inoculan un montón de toxinas y venenos.

Pañales que Queman
En internet se ven miles de quejas de madres preocupadas por los pañales desechables, que causan serias erupciones y aún quemaduras en el área donde está en contacto el pañal, debido a la combinación de calor, humedad y orina con los materiales sintéticos de la prenda. Y no se salvan de estas quejas, aún las marcas más reconocidas y caras de pañales desechables. Sólo eche una ojeada en internet donde se publican verdaderas historias de horror.

Claro que las compañías fabricantes de pañales, niegan su responsabilidad diciendo que las madres están exagerando y ofrecen como compensación un cupón para adquirir ¡los mismos pañales!. Sin embargo, muchas madres molestas se quejan que las erupciones y quemaduras son tan graves que han derivado en ampollas y sangrado. El problema desaparece cuando cambian de marca de pañal.

Gancho al Hígado
En cuanto nace el bebé, le aplican la vacuna contra la Hepatitis B. Esta enfermedad es de transmisión sexual o por agujas infectadas. El bebé la necesitará cuando crezca y si se vuelve promiscuo sexualmente. ¡Pero no a los dos meses de edad!

Antes de que el niño o niña llegue a los seis años, habrá recibido cerca de 21 vacunas diferentes, algunas repetidas dos o cinco veces para un total de 60 inoculaciones. No olvidar que el esquema de vacunaciones para los recién nacidos y niños se ha incrementado enormemente en los últimos 20 años, y extrañamente el aumento en la mortalidad en preescolares y el autismo también ha crecido.

Muchos padres sufren por la muerte súbita de su bebé, ya sea por muerte en la cuna o el síndrome del niño sacudido, cuando el deceso puede relacionarse con una reciente vacunación doble o triple y hasta quíntuple.

Los pediatras dicen que no hay límite en cuanto a cuántas vacunas puede recibir un niño y afirman que están fortaleciendo el sistema inmunológico del bebé. Los médicos sabios y honestos saben bien que el sistema inmunológico del niño no se desarrolla completamente hasta después de los 7 años.

Algunas instituciones pediátricas y médicos pediatras que públicamente apoyan este torrente de vacunas para los niños, han sido exhibidos por tener fuertes intereses financieros con los laboratorios fabricantes de vacunas. Al inyectar estos productos directamente al torrente sanguíneo del niño, están colocando microbios y toxinas en las áreas fundamentales del sistema inmunológico: membranas nasales, anginas, adenoides, flora intestinal, lo cual no puede ser bueno a ninguna edad.

Aún Hay Más


Además, a la carga tóxica de las vacunas, añádale usted las aguas y fórmulas para bebés con flúor o cloro, listas para adquirirse en el supermercado y la farmacia. Las cesáreas se practican más de lo necesario, porque reportan mayor utilidad monetaria al médico y al hospital.

Si usted ya ha descubierto una forma de controlar su siguiente reencarnación, por lo menos trate de ¡no nacer en el mismo planeta!