Ayune para Adelgazar y Sanar

Ayunar bebiendo agua solamente, es como darse un baño interno para limpiar y sanar al cuerpo. Debido a que el organismo debe enfrentar diariamente un sinnúmero de toxinas y contaminantes, tanto en los alimentos como en el ambiente, es que el ayuno es tan benéfico para bajar de peso, lo más maravilloso es que no cuesta nada y la reducción de peso está garantizada. Veamos ahora cómo se puede iniciar un ayuno a base de agua y qué se puede esperar de él.

Duración del Ayuno
Un ayuno de este tipo puede mantenerse desde uno hasta treinta días. Si usted desea hacer un ayuno prolongado, es decir, de varios días, debe prepararse dejando de lado los alimentos y bebidas poco saludables, dejar el azúcar y las harinas fuera de su dieta y consumir alimentos frescos e integrales. Comience por ayunar por cortos períodos de tiempo, primero un día, luego deje de comer dos o tres días y tome sólo jugos de frutas naturales, antes de emprender un ayuno a base de agua de unos cuantos días.

Beneficios del Ayuno
Los beneficios del ayuno con agua, es que le permite al cuerpo desintoxicarse y sanarse más rápidamente que cuando se ayuna con jugos, porque el cuerpo descansa completamente de los procesos digestivos y le brinda un período de descanso fisiológico durante el cual el cuerpo puede dedicarse a sanarse a sí mismo a través de los mecanismos de autoreparación y fortalecimiento de los órganos dañados. El proceso del ayuno también permite al cuerpo sacar de sus células las toxinas y desechos acumulados.

Además de perder peso, los beneficios incluyen la eliminación de las toxinas que luego se manifestará como una piel más limpia, dientes y encías más sanos, sistema circulatorio más limpio, reducción de los dolores y molestias en articulaciones, estabilización de la presión arterial y muchos beneficios más.

Qué Esperar de un Ayuno
Al ayunar por un período largo de tiempo, se experimenta hambre constante durante los primeros tres días hasta que el apetito disminuye completamente. Además de la sensación de hambre, puede sentirse un poco irritable, y pueden presentarse ligeros dolores de cabeza y cierto cansancio, a medida que el cuerpo inicia el proceso de desintoxicación.

Después de tres días, el apetito desaparece, la piel comienza a limpiarse y regresa la energía. Mientras se ayuna, no debe hacerse ejercicio extenuante ni trabajo pesado.

El ayuno, generalmente es seguro para la mayoría de las personas, con la excepción de las personas que sufren de cáncer diabetes o enfermedades graves. Pregunte a un naturópata experto antes de comenzar un ayuno largo a base de agua.

Pérdida de Peso con el Ayuno
Cuando se ayuna con agua, se puede perder un poco más de un kilo de peso al día los primeros días. Después de un tiempo, se baja medio kilo diario. Y al romper el ayuno es posible que se recuperen algunos kilos. Pero la pérdida de peso puede mantenerse si se sigue una dieta saludable y se mantiene una rutina de ejercicio regular.

Cómo se Rompe el Ayuno


Para romper un ayuno, debe iniciarse primero bebiendo jugos naturales los primeros dos días, para luego ir añadiendo frutas frescas, hasta llegar a los vegetales frescos y luego a los alimentos cocinados. Ahora, usted notará cómo su sentido del gusto está agudizado y podrá disfrutar la sensación al beber un jugo de frutas recién exprimido.

Piense que un ayuno de esta naturaleza es un nuevo comienzo y si tiene la determinación de mantenerse lejos de los alimentos y bebidas poco saludables, de las comidas procesadas en el futuro, los beneficios del ayuno continuarán manifestándose durante largo tiempo después.