La Anti-Dieta para Adelgazar Rápido

La antidieta surgió en Estados Unidos allá por los años 80´s, causando revuelo por el revolucionario concepto de no limitar las calorías que se ingieren, sino de no mezclar algunos alimentos entre sí.

Esta antidieta surgió como cura de adelgazamiento y como una nueva propuesta de la forma de alimentarse, ya que es muy común el consumo de pan o tortilla para acompañar los alimentos en las tres comidas diarias que son los que combinan mal con otros alimentos.

Los principios en los que se basa la famosa Anti-Dieta son muy pocos y el número uno es que no se restringe la alimentación, sólo se proponen horarios de comida y forma de combinar los alimentos. El elemento clave en juego es la energía; dado que la digestión es una de las funciones que producen mayor demanda energética. A su vez, esta energía es importantísima para la desintoxicación del cuerpo; y éste no puede eliminar los desechos tóxicos si no se le da oportunidad.

Lo que se busca a través de esta dieta es que la comida permanezca en el estómago, aproximadamente, sólo tres horas; de esta manera, se evita la fermentación, los gases, la acidez y la indigestión. Se pretende que los alimentos pasen rápidamente por nuestros intestinos; y la manera más rápida y eficaz de asegurarlo es no consumir más de un tipo de alimento por vez. Comer en forma simultánea dos alimentos concentrados (por ejemplo, carne y harinas) causaría que éstos se pudran y no puedan ser asimilados.

Si se sigue fielmente esta forma de comer, se pueden rebajar hasta dos kilos por semana. Se debe poner mucha atención en que la forma de comer debe respetarse con el fin de adelgazar.

MAÑANAS
Durante la mañana hasta el mediodía se comerá sólo fruta y jugos de fruta. No hay restricción en el tipo de fruta ni en la cantidad. Se puede comer el plátano.

MEDIODÍA
Al mediodía la comida consistirá en una porción de proteína, carne, pollo o pescado y una ensalada variada o plato de verduras cocinadas. No hay restricción en el tipo de vegetales.

NOCHE
Para la cena, ya puede combinar otro tipo de proteínas como huevo, queso, aguacate siempre con verduras o vegetales frescos o al vapor.

Después de ingerir alimentos, hay que esperar cuatro horas antes de comer nuevamente, pero si ha combinado mal (carbohidratos con proteínas) debe esperar un mínimo de ocho horas para comer otra vez.

Según lo que plantea esta dieta, la digestión se basa en las tres fases del reloj biológico del cuerpo:

1. Fase de Eliminación de 5 am a 1 pm. Durante la cual se hace la limpieza interna del organismo.

2. Fase de Apropiación y Asimilación: de 1 pm a 7 pm. Para llevar a cabo la digestión.

3. Fase de Construcción y Reparación: de 7 pm a 1 am en que en el cuerpo se distribuyen los nutrientes y se aprovecha para la regeneración de los tejidos.



La antidieta forma parte de las llamadas dietas disociadas que se basan en la creencia de que los hidratos de carbono y las proteínas deben tomarse por separado, nunca en la misma comida porque su digestión requiere un medio ácido y un medio alcalino y la mezcla de los dos dificulta la asimilación de nutrientes.

No existen limitaciones en cuanto a productos lácteos, y para aderezar los alimentos puede utilizarse un aceite vegetal como el de oliva y jugo de limón.

Modo simplificado de seguir esta dieta:
Desayuno
Fruta fresca; coctel de frutas o jugo recién exprimido.

Comida
Fuente de verduras; ensaladas variadas con queso fresco o tofu; trozo de pollo, pescado, atún o carne.

Cena
Se consumen otro tipo de proteínas con verduras, como por ejemplo rollitos de jamón con queso, aguacate, champiñones, huevo, etc.

Bebidas
Agua mineral, jugo de fruta, jugo de verduras, infusión de hierbas, café con moderación.

Ventajas: Esta forma de alimentarse es rica en vitaminas, minerales y fibra; regula los niveles colesterol y disminuye el consumo de grasas animales. Puede prolongarse el tiempo que se desee ya que no carece de los elementos necesarios para una buena nutrición.