Alivio Natural para las molestias de la Menopausia

Desde el punto de vista de la medicina natural, la menopausia es sólo una etapa en la vida de la mujer que no debe verse como una situación que requiere tratamiento médico.

Las molestias que algunas mujeres experimentan con motivo de la suspensión definitiva de la menstruación, se relacionan mucho con un desequilibrio temporal del organismo mientras se adapta a la nueva situación, que tiene su origen en una alimentación que no es la más adecuada y con la actitud de la mujer hacia esta fase de su vida.

Los sudores nocturnos, por lo general van de la mano con los bochornos, que así se conoce al momento en que repentinamente se experimenta mucho calor en cara y cuello, la piel se sonroja y se suda profusamente. Un bochorno puede durar unos cuantos segundos y hasta varios minutos. En casos muy raros pueden durar mucho más tiempo, pero no es lo común. Los sudores nocturnos es un bochorno que ocurre durante la noche, mientras se duerme y de algunas mujeres se apodera además una sensación de ansiedad.

Estos bochornos tienen su causa en los cambios hormonales que están sucediendo en el cuerpo de la mujer menopáusica, y en los niveles bajos de la hormona estrógeno en el cuerpo. Sin embargo, no todas las mujeres sufren estas molestias, ni tampoco todas las mujeres las experimentan con la misma intensidad.

Algunos hombres sufren también estos sudores nocturnos por los cambios hormonales debido a la edad, aunque también pueden experimentarlos debido al uso de estimulantes como la cafeína contenida en el chocolate, refrescos de cola y té negro; comidas irritantes o ácidas, bebidas alcohólicas, tabaco y grasas saturadas. El estrés, la ira, el ejercicio extremo y el clima caluroso pueden disparar también episodios de bochornos, tanto en hombres como en mujeres.

Cómo encontrar alivio:
Muchas mujeres recurren a tratamiento médico hormonal para elevar sus niveles de estrógeno y aliviar las molestias de la menopausia, pero también es posible recurrir a otros métodos con el mismo fin.

Remedios Naturales:
Tomar, tres veces al día, 2 cucharadas de semillas de alfalfa hervidas durante 10 minutos en agua con unas gotas de jugo de limón.

Tomar infusión hirviendo 2 cucharaditas de flor de tilo en una taza de agua. Retirar y dejar refrescar.

Beber agua caliente con una cucharadita de miel para reducirla sudoración nocturna.

Poner 3 cucharadas de salvia seca en un litro de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber a lo largo del día.

Poner partes iguales de ortiga seca y salvia en un litro de agua que se encuentre hirviendo. Dejar reposar 15 minutos, colar y tomar el líquido. Tomar 2 infusiones diarias durante varios días seguidos. Descansar 5 días y repetir el ciclo. Mantener este ritmo mientras se aprecie mejoría.

Fitoestrógenos
Otro remedio muy utilizado, es triturar semillas de soya hasta tener una pasta suave que deberá ser hervida en una taza de agua durante 15 minutos. Como alternativa, puede también tomar un vaso de leche de soya diariamente. Consumir alimentos ricos en isoflavonas como, por ejemplo,la soya en cualquiera de sus presentaciones yogur, bebida de soya, galletas con soya, etc.). Las isoflavonas reduce en la sangre la cantidad de FSH y LH, hormonas liberadas por el cerebro cuando hay pocos estrógenos. Por esa razón, constituyen un remedio eficaz contra los calores o bochornos durante la menopausia

Aromaterapia
Los aceites esenciales de tomillo o albahaca, prestan gran alivio para los bochornos. Mezcle una cuantas gotas de uno de estos aceites con algún aceite base y masajee los pies, la parte interior de los codos y las muñecas. Es bueno traer un frasquito de estos aceites en la bolsa para inhalar cuando sobreviene el bochorno y conseguir alivio rápido.

Ejercicio
El ejercicio ligero, la caminata o la práctica de yoga, puede ayudar a aliviar la tensión del cuerpo, a calmar la mente y ayudar a prevenir los sudores y bochornos. Los ejercicios de respiración, también son útiles para combatir el insomnio.