Prepárate para el Otoño

Suelta lastre, revisa tus obligaciones y compromisos actuales y deshazte de algunos. Recupera tiempo y disfrútalo dedicándolo a las pequeñas cosas que te dan placer y que dan sentido a tu vida.

Mueve el cuerpo, invita a un amigo o amiga y sal a caminar al campo o al parque para disfrutar del cambio de estación y de cómo van cambiando los colores del verano a los otoñales. Apúntate en el gimnasio toma clases de yoga.

Cuida la alimentación, consuma frutas frescas y verduras de la temporada, aprende a cocinar recetas nuevas, experimenta con ingredientes nuevos, investiga los efectos beneficiosos de los alimentos.

Estimula tu creatividad Asiste a conciertos, obras de teatro, galerías de arte, o inscríbete en algún curso de música, teatro, escritura, pintura o dibujo, jardinería, baile o aprende un nuevo idioma.

Descubre el silencio dentro de ti y en la naturaleza. Haz este retiro que tanto tiempo has aplazado o reserva este viaje al lugar secreto y escondido. Un par de días en un Spa te sentarían de maravilla.

Cuida tu higiene personal y apúntate para unas sesiones o tratamientos de belleza, masaje o hidroterapia. Invierte en tí, te aseguro que es el dinero mejor gastado.

Depuración preventiva, el otoño es el mejor período para hacer ayuno y para intentar un lavado de colon ya sea casero o uno profesional.

El Equinoccio de Otoño (hemisferio norte) es cuando el Sol cruza el Ecuador dirigiéndose hacia el Sur, y es en ese punto que sucede que el día es igual a la noche, de allí el nombre “Equinoccio” que deriva del latín “aequs” que significa “igual” y de “nox” que significa “noche”, entonces viene a significar “Igual a la noche”, es pues un día igual a la noche como tal, sucede lo mismo en el Equinoccio de Primavera, salvo que el Sol cruza el Ecuador dirigido hacia el Norte.