Control de la "Alta Presión" con Productos Naturales y Dieta

La hipertensión puede controlarse fácilmente, solo es necesario hacerlo correctamente y tomar decisiones acertadas.

Las personas con hipertensión tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves, pues a medida que la presión se eleva, al mismo tiempo aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón, un derrame cerebral o problemas en los riñones.

La hipertensión es tratable, y por tanto al seguir simples reglas y recomendaciones de alimentación se puede disminuir la presión y proteger mejor la salud.

La Asociación Americana del Corazón (AHA) estima que una tercer parte de los adultos tienen alta presión. El problema radica en que no va a resolverse por sí solo y que la tasa de mortalidad debido a la hipertensión se ha elevado en un 25 por ciento. Pero, la buena noticia es que esta realidad puede evitarse, pues la hipertensión en sí, es uno de los factores de riesgo más fáciles de modificar.

Estretegias para Disminuir la Presión

Reducción de Sal

El uso de la sal en la alimentación de los hipertensos es una cuestión polémica, que desconcierta a quienes sufren este trastorno, pues los científicos aún no se ponen de acuerdo. Hay quienes afirman que el cloruro de sodio o sal es uno de los más importantes factores para controlar la hipertensión. Pero si usted desea reducir su consumo, solo tiene que considerar el trabajo adicional de sus riñones para procesar la sal.

El problema con el sodio es que los fabricantes de alimentos abusan de este elemento en la preparación de los productos que venden. El sodio lo usan como conservador y se encuentra en cantidades excesivas en los alimentos procesados. Lea las etiquetas cuidadosamente. La ración individual de sodio por comida no puede determinarse por ser éste un factor muy variable. En una comida congelada o preparada con elementos de lata, frasco o paquete la cantidad de sodio puede exceder fácilmente los 600 mg. Por eso, entre menos alimentos procesados se consuman, igualmente la ingesta de sal será menor.

Deben preferirse los alimentos frescos preparados en casa con muy poca sal a los productos industrializados. Puede utilizar una mezcla de hierbas y de sal para sazonar.

Pérdida de Peso

La pérdida de peso tiene un efecto positivo en la salud y el control del peso se considera la base del tratamiento de la hipertensión y una de las medidas más eficaces para prevenir su aparición y de los factores de riesgo que se le asocian. Sin lugar a dudas, el aumento de peso o la obesidad contribuyen a la aparición de la alta presión tanto en niños como en adultos. Un indicador fácil de seguir para todo el mundo es la medida de la circunferencia abdominal, que en los hombres no debe exceder a 102 cm., y en las mujeres debe ser menor de 89 cm.

Consumo Excesivo de Alcohol

Se considera, que el tomar alcohol en exceso es una de las causas de hipertensión arterial y que un buen porcentaje de la hipertensión puede ser debida a una ingesta excesiva del mismo. Al reducir o suprimir el consumo de alcohol, disminuye también la presión arterial.

Rutina para los hipertensos

Las personas que ya saben que tienen alta presión, deben seguir siempre una dieta bien equilibrada, hacer ejercicio y descansar adecuadamente. La dieta es de fundamental importancia. Debe usted saber que el consumo de carne y huevos aumentan la presión y que el consumo de frutas y la reducción de proteínas puede bajar la presión. La mejor dieta para la hipertensión es la vegetariana que consiste en frutas, verduras, granos y semillas en lugar de una dieta tradicional, para reducir las toxinas en el cuerpo. Si no desea la dieta vegetariana al 100%, puede incluir carnes blancas de ave o pescado, dos o tres veces por semana.

Remedios para Disminuir la Presión

Bebida de Perejil

El perejil es muy útil para disminuir la presión y el sistema arterial en condiciones sanas. Prepárelo en bebida: ponga a hervir en agua a fuego lento un manojo de perejil fresco durante varios minutos. Déjelo enfriar y tómelo a lo largo del día.

Vino de Perejil

Ponga a cocer en una cacerola un manojo de perejil fresco bien picado, (hojas y tallos) en ¾ de litro de vino blanco y media taza de vinagre de manzana durante diez minutos. Agregue media taza de miel de abeja, revuelva bien y deje que hierva cinco minutos más. Cuele y guarde en una botella. Tome una copita de este vino tres veces al día.

Jugo de Zanahoria y Espinaca

El jugo de zanahoria y de espinaca en combinación, son también beneficiosos en el tratamiento de la tensión arterial alta. Prepare un vaso de jugo de estos vegetales y tómelo dos veces al día, recién acabado de hacer.

Diente de Ajo

En casos de hipertensión y arteriosclerosis, basta con comer dos o tres dientes de ajo todos los días para ensanchar los vasos sanguíneos, lo que ahorra jaquecas, vértigos e insomnios. Puede tomarlos enteros como cápsulas o picados mezclados con aceite de oliva envueltos en un trocito de pan.

Vino de Ajo

Un remedio eficaz para la hipertensión se prepara triturando cinco cabezas de ajo y poniéndolas a reposar en medio litro de vodka a temperatura ambiente durante ocho o diez días. Después de pasado ese tiempo se cuela en un filtro de café y se toma media copita de este vino tres veces al día.

Precauciones para el Hipertenso

Si usted padece hipertensión arterial debe procurar dormir por lo menos durante ocho horas diarias. Evite el agotamiento extremo, las preocupaciones, el estrés, hacer corajes y andar de prisa. Procure desarrollar una actitud tranquila y alegre. Busque pasatiempos que le agraden, vea películas humorísticas, evite las tensiones de los noticieros y de los programas de violencia. Aparentemente no nos afectan pero nuestro organismo registra los momentos de tensión y produce elevación de la presión de la sangre.