Remedios contra las Hemorroides

Cuando las hemorroides son leves, es fácil tratarlas en casa. Mucha gente busca alivio en los tratamientos naturales pues no desea tomar medicamentos químicos o usar productos de venta libre en la farmacia.

Afortunadamente los tratamientos naturales preparados en casa son muy eficaces y sencillos de hacer:

Ponga a hervir durante 30 minutos 2 dientes de ajo en dos tazas de agua, deje enfriar y aplique compresas sobre las hemorroides.

El agua de hamamelis que se compra en la farmacia se aplica directamente con un trozo de algodón sobre las hemorroides para calmar el dolor y el sangrado cuando lo hay.

En su tienda naturista adquiera castaña de indias ya sea para preparar te, en cápsulas o en forma de extracto que se toma 30 gotas disueltas en agua antes de cada comida. Excelente para mejorar la circulación, tiene propiedades antiinflamatorias que disminuyen rápidamente la hemorroide.

El atenderse en casa con tratamientos naturales, debe aunarse a un tratamiento holístico, donde se atiende principalmente la causa de las hemorroides, en este caso el estreñimiento, cambiando a alimentos más naturales y haciendo a un lado las harinas y carnes y los alimentos artificiales. Acuérdese de tomar una cucharada de aceite de oliva antes de acostarse y al levantarse para ayudar a lubricar los intestinos.

Tome un plato de frutas frescas como papaya diariamente.

Recuerde que debe tomar abundantes líquidos a lo largo del día y hacer ejercicio como caminar.

Tome en cuenta algunos factores que le ayudarán a mejorar el trastorno:

1. Evite permanecer en posición sentada o de pie durante largos períodos de tiempo, si debe hacerlo, procure respirar profundo y caminar durante cinco minutos cada hora.

2. No puje cuando vaya al baño. Nunca retrase ir al inodoro cuando venga la gana de defecar y procure establecer un horario para ir al baño diariamente.

3. Camine diariamente como rutina durante varios minutos y evite levantar objetos pesados.

4. Tome baños de asiento con frecuencia con agua tibia a la que habrá añadido un puñado de sal o unas gotas de aceite de lavanda para desinflamar las hemorroides.

5. En caso de dolor o molestia, aplique bolsa de hielo o compresas frías sobre el área anal.

Un ejercicio especial para el alivio de las hemorroides es acostarse de espaldas sobre el suelo con las palmas sobre el piso. Mientras espira, levante las caderas y lleve las rodillas al pecho. Ahora eleve lentamente las caderas hacia el techo. Con los codos doblados, coloque las manos en la espalda, extienda y separe los pies hacia los lados. Respire normalmente y mantenga la posición todo el tiempo que pueda, si puede durante 5 minutos, mejor. Lentamente retorne a la posición original.

Haga este ejercicio para sentir alivio inmediato cuando las hemorroides le causen dolor o molestias.

Hay muchas formas de atender las hemorroides sin recurrir a medicamentos o cirugía, vale la pena intentarlo.