¿Le Sirve el Ejercicio o le Daña?

El hacer ejercicio debe ser a la vez divertido y benéfico. El cuerpo responde casi inmediatamente al entrenamiento adecuado, pero también reacciona al entrenamiento inapropiado, con dolores, molestias o lesiones como desgarros musculares. ¿Y usted, hace ejercicio adecuado?

Los mitos:

Mito No. 1. Entre más tiempo se haga ejercicio, mejor.
Contrario a lo que usted ha escuchado, el entrenamiento prolongado no produce mejores resultados. De hecho, largos períodos de ejercicio puede ser contraproducente para los músculos. Después de 45 minutos de ejercicio, el cuerpo entra en un estado catabólico, en el que se alimenta de la energía muscular, que es lo opuesto a lo que se desea. Esto no quiere decir que no pueda entrenar durante más de una hora a lo largo del día, pero tampoco significa que con tres o cuatro horas seguidas de entrenamiento diariamente, logrará más pronto resultados espectaculares.

La razón de que muchos físico-culturistas puedan entrenar por más de cuatro horas diarias es muy sencilla: toman esteroides anabólicos que les permiten trabajo muscular durante mucho tiempo y poco descanso. Los esteroides anabólicos, claro está, vienen con una cauda de efetos secundarios por lo que no deben tomarse.

Mito No. 2. Si se trabaja el mismo músculo todos los días, se desarrollará más pronto.
Cada grupo muscular después de su acondicionamiento físico, necesita un mínimo de dos o tres días de descanso y aunque aún no se ponen de acuerdo los expertos sobre el número exacto de días, si saben que no deben trabajarse los mismos músculos dos veces en un período de dos o tres días. Muchas personas hacen ejercicio de gimnasio todos los días para el pecho, tríceps y deltoides frontales (hombros). El ejercicio de banco todos los días puede desgarrar estos músculos si no tienen el descanso suficiente entre sesión y sesión.

Un régimen de entrenamiento adecuado separa los grupos musculares y les asigna días específicos de entrenamiento, con suficiente descanso. Un ejemplo de esto podría ser:

Lunes: Pecho y Tríceps
Martes: Espalda y Bíceps
Miércoles: Piernas y Hombros
Jueves: Descanso

El viernes se vuelve a comenzar la rutina, después de un día de descanso. También pueden tomarse dos días de descanso o distribuir los días de entrenamiento a través de toda la semana.

Mito No. 3. El ejercicio cardiovascular debe ser una tortura.
El ejercicio cardiovascular no es una meta, lo mismo que el mito Num. 1, mucha gente cree que el correr largas distancias es la mejor manera de perder peso y mejorar la salud general. Nuevas investigaciones han descubierto que el entrenamiento de intervalos de alta intensidad, es mucho más benéfico y toma mucho menos tiempo. Esta forma de ejercicio cardiovascular, implica períodos de actividad de baja intensidad con períodos de actividad intensa. Un ejemplo de esto es la caminadora:

Caminar a dos millas por hora durante un minuto
Correr a diez millas por hora durante un minuto
Repetir esta rutina ocho veces.

Los investigadores han descubierto que cuando se repite esta rutina ocho veces, los beneficios son substanciales. Claro está, que cada quién puede adaptar esta rutina a su condición. Los principiantes pueden caminar por más tiempo y correr a menor velocidad. El entrenamiento con intervalos de alta intensidad es fabuloso para perder peso y ahorra horas de ejercicio a la semana cuando reemplaza al tradicional ejercicio cardiovascular.