Propiedades Curativas de la Espinaca

Una sola hoja verde de vegetal como espinaca, puede prevenir el cáncer, ayudar para bajar de peso, disminuir la presión sanguínea, fortalecer el corazón y prevenir defectos de nacimiento.

La espinaca es una excelente fuente de vitamina K, vitamina A, manganeso, folato, magnesio, hierro, vitamina C, vitamina B2 (riboflavina), calcio, potasio y vitamina B6; por tanto, el potente compuesto nutricional encerrado en la espinaca puede ser una fuente de agentes sanadores para multitud de padecimientos. Una taza de espinacas cocidas produce un poco más de 40 calorías con más del mil por ciento de los requerimientos diarios de vitamina K, en tan sólo ¡una porción!

La espinaca se ha usado en la medicina ayurvédica desde hace siglos y se le conoce por ser medicina refrescante, que enriquece el cutis. La espinaca se usa como remedio para el dolor de cabeza, colocando una compresa de espinacas sobre la frente, que hasta la fecha se utiliza también como remedio contra el insomnio. En el ayurveda la espinaca tiene fama de ser afrodisíaco y también de que su consumo ayuda a disminuir la pérdida del oído en los hombres mayores de 60 años.

El folato es un mineral que se encuentra en grandes cantidades en la espinaca y está demostrado que sirve para bajar la presión sanguínea y la inflamación de los vasos sanguíneos. La versión química del folato, es el ácido fólico que está comprobado, ayuda a prevenir defectos de nacimiento cuando se toma durante el embarazo.

El consumo de espinacas crudas, aunque es una forma popular de hacerlo, no es lo mejor, pues cuando se comen crudas, contienen ácido oxálico que daña los vasos sanguíneos. Cuando se consumen grandes cantidades de espinacas crudas, en algunas personas son capaces de producir ataques de gota, artritis y reumatismo. Estos ácidos pueden producir cálculos en los riñones y en la vesícula, así como disminuir la función renal. La mejor forma de comerlas es cocinadas al vapor o ligeramente sofritas para que el ácido oxálico se disminuya. Es recomendable tirar el agua en que se cocieron las espinacas donde se concentra el ácido y hasta pueden enjuagarse antes de comerse. Aún así, conservan sus poderosas propiedades nutritivas y curativas.