Vitiligo o Mal de Pinto

Dentro de los múltiples problemas que aquejan a la piel del ser humano, sin duda alguna, el Vitiligo (pérdida progresiva del color de la piel, por desaparición de los Melanocitos), o despigmentación no deseada de la piel, es el más indeseable de todos.

Por tratarse de afecciones de la piel, por lo regular los pacientes aquejados de tal mal, recurren a las cremas, ungüentos o lociones corporales, hay quienes recurren a los temibles Corticoesteroides (con múltiples efectos secundarios), o los denominados PUVA (psoralenos y UVA, también con diversos efectos secundarios), e incluso el uso del Calcipotriol, o la Fenilalalina; lo cierto es que podrían incluso untarse literalmente toda la botica entera, sin que obtengan algún resultado que les satisfaga: La razón es que en realidad se trata de un problema metabólico-hormonal-orgánico (de los órganos), cuya mal función o resultado se refleja en el órgano más extenso o recubrimiento del cuerpo humano, que es la piel; al descompensar la Melanina de la epidermis, la Hemoglobina de los glóbulos rojos, que producen una falta de estimulación por la Hormona activadora de la Melanina o los estrógenos, que explica porque las embarazadas temporalmente se vuelven más morenas, o les aparecen manchas oscuras en la piel.

Pero resulta que la causa exacta del Vitiligo aún no ha podido determinarse, siendo inobjetable que los tratamientos alópatas (IMSS, ISSTE, Pensiones Civiles, etc.) NO GARANTIZAN SU CURACIÓN sencillamente porque no pueden corregir la causa o raíz del problema (pérdida de Melanocitos).

Para tratar de entender un poco más, sobre nuestro recubrimiento que nos envuelve y nos protege, llamado piel, debe asentarse que representa hasta un 15.0% de nuestro peso corporal, y se encuentra compuesta por tres capas conocidas como: Epidermis, Dermis y Capa de Grasa Subcutánea. Desde luego cada una de estas capas tiene a su cargo distintas funciones, y a su vez también cuentan con algunas subdivisiones.

La Epidermis, es la capa visible y delgada de la piel, que a su vez se compone por la a- Capa Córnea, dónde se localizan células de Queratina maduras y su capa externa se renueva continuamente. Dicho estrato córneo es el que nos cuida de la entrada de la mayor parte de las sustancias extrañas que pueden perjudicarnos, e igualmente nos previene de la pérdida de fluidos corporales.

B- Células Escamosas, es una capa localizada inmediatamente abajo del extracto córneo, formada por Queratinocitos activos que van madurando, para posteriormente pasar a formar el estrato córneo.

y C- Capa Basal. Que viene siendo la capa más profunda de la epidermis, integrada por células basales, las cuales continuamente se encuentran subdividiéndose, para formar a su vez nuevas células de Queratina que reemplazarán a las más antiguas cuando terminada su función se desprenden de la superficie de la piel. Así los Queratinocitos o células de Queratina van ascendiendo por la Epidermis, se aplanan y cargan con Queratina para finalmente morir desprendiéndose en forma de laminilla o escamas, e igualmente la epidermis también contiene Melanina que representa el pigmento que le da color a la piel.

Por su parte la Dermis, representa la parte con mayor espesor de la piel, siendo un poco difícil su definición o terminación, ya que tiende a confundirse con el tejido subyacente que le sigue. En esta capa se localizan los receptores para las sensaciones de dolores y tacto. En su límite superior se forma la lámina Basal, la cual la separa de la Epidermis. Contrariamente a la Epidermis (compuesta exclusivamente por células) la Dermis se constituye con fibras, representa la capa media de la piel y a su vez se constituye por: Vasos Sanguíneos, Vasos Linfáticos, Folículos Pilosos, Glándulas Sudoríparas, Fibras de Colágeno, Fibroplastos y Nervios. La proteína Colágeno mantiene unida a la Dermis y se encuentra compuesta por fibroplastos, los cuales representan propiamente el armazón de la Dermis, son los responsables de la tersura, flexibilidad y elasticidad de la piel, así tenemos que:

Las Fibras de Colágeno.- Son el principal componente de la Dermis, y al microscopio se observan con un aspecto blando y ondulado.
Las Fibras Elásticas.- Su población es menor que las anteriores, pero son las responsables de la elasticidad de la piel.
Las Fibras de Reticulina.- Son aún más escasas, localizándose alrededor de los anexos de la piel (pelos, uñas y glándulas) y los vasos sanguíneos.

Y aquí viene lo bueno, en la Dermis se localizan en número variable distintas células del Sistema Inmunológico (linfocitos, macrófagos, eosinófilos y mastocitos), que pueden aumentar cuando se presenta una inflamación por ejemplo, de ahí la importancia de la salud y equilibrio de dicho sistema.

Finalmente el tejido subcutáneo representa la capa más profunda de nuestra piel, cuenta con células grasas cuya número y tamaño varía en cada persona , se compone de una red de células de Colágeno y grasa, que ayudan a conservar el dolor corporal y protegen el cuerpo contra las lesiones al amortiguar los impactos. Como puede observarse el asiento del Vitiligo es en todo un laboratorio de funciones exactas naturales, que explican las diferencias del color de la piel, determinada por la disposición, salud y tamaño de los Melanocitos, programados por la herencia genética, pero la Melanina es el pigmento que otorga el color a la piel, pelos y ojos. Si los Melanocitos no se encuentran saludables o mueren, la Melanina no se puede formar, por lo que la piel tiende a tomar un color más pálido o se vuelve completamente blanca, de ahí que los dermatólogos las hayan clasificado en seis fototipos distintos desde: Albinos Fototipo uno, con piel completamente blanca y muy sensible a la radiación solar; hasta negros Fototipo seis, con piel que no se afecta en gran manera por los rayos del sol.

Desde los años 60s, Cuba adquirió fama a nivel mundial, precisamente por lograr, entre otros, la cura del Vitiligo, hazaña que hasta la fecha ningún otro país ha conseguido, aunque a nivel local el Centro Internacional Avanzado de Terapias Alternativas Aplicadas, en su carácter de distribuidor de la Clínica de Histología Placentaria de Cuba, desde hace ocho años introdujo algunas prácticas alternativas y herbolarias, que permitieron reducir al 50.0% el tiempo de recuperación de éste padecimiento, prácticas que previo estudio y comprobación fueron aceptadas y adoptadas hasta la fecha por los cubanos.

La lectura del artículo sobre Lupus en éste mismo número, aportará un poco más sobre el Sistema Inmunológico, ahora bien lo limitado del espacio concedido nos obliga a dejar hasta aquí estos breves comentarios, pero en entregas subsecuentes abordaremos las causas más comunes hasta ahora detectada, factores de riesgo, sintomatología, tratamientos médicos, tratamientos con medicinas alternativas y estética, estrategias de prevención y control, recetario auxiliar, alimentos recomendados además de frutas y jugos y desde luego los tratamientos herbolarios que mejor resultado han presentado para equilibrar el sistema inmune, así como el uso de la Aromaterapia, Cromoterapia, Musicoterapia, etc. Mientras tanto solo queda reiterar la recomendación de acudir al Naturista o Naturópata de su confianza.