Lupus Eritematoso Sistémico

Se conoce como enfermedades crónicas autoinmunes (asma, artritis, vitíligo) a todas aquellas que se generan dentro de nuestro organismo, es decir que por una alteración o desequilibrio del Sistema Inmunológico (sistema que usualmente protege al organismo contra las infecciones, cáncer, etc.), dicha protección se lleva a cabo mediante la producción de proteínas especiales llamadas anticuerpos, que actúan contra los virus, bacterias u otros invasores o antígenos, solo que en el caso que ahora nos ocupa, se producen mayores cantidades de anticuerpos en relación al grado normal, ocasionando que el sistema inmune pierda su capacidad de diferenciar entre las sustancias extrañas, los invasores inocuos y las propias células de sus tejidos; por lo que esa cantidad excesiva de anticuerpos, reacciona o dirige sus ataques contra los tejidos del propio paciente. Para abundar un poco más sobre el Sistema Inmunológico, le recomiendo leer el artículo sobre Vitiligo en éste mismo número.

La causa del fenómeno mencionado se desconoce, como se desconoce en general el porqué de esta enfermedad; sin embargo, se ha llegado a determinar que los factores genéticos y hormonales juegan un papel muy importante, así como los hábitos alimenticios equivocados que son dañinos (tabaquismo, alcohol, consumo excesivo de medicamentos alópatas, etc), e incluso en ocasiones hasta tóxicos, la exposición a metales pesados como el Cadmio, Mercurio y el Oro, Sílice, pesticidas, polivinilo, etc., las medicinas alópatas con altos contenidos químicos, señaladamente los anticonvulsivantes, o los que contienen procainamida, hidralazina, cloropromazina, izoniasida, propiltiouracillo y otros, tampoco debe quedar en el tintero la exposición a la luz solar, las infecciones virales como detonantes importantes, la relación inicial del Lupus con la colocación de implantes de silicón (mamarios, etc), y en general los factores del entorno y la desnutrición proteicocalórica.

Si bien es cierto que el Lupus es una enfermedad crónica, debe señalarse que frecuentemente cursa por períodos de escasa e incluso nula actividad, períodos en los cuales los pacientes pueden llevar una vida casi normal hasta con escaso tratamiento farmacológico, y desde luego su curso tiene variantes significativas entre persona y persona. En cuanto a los tratamientos alópatas (IMSSS, ISSTE, Pensiones Civiles, etc), por lo regular se prescriben de conformidad con los órganos más afectados, pero los más comunes incluyen: Mitrin, Naproxen, Aspirina y otras drogas sin esteroides que contribuyen a bajar el dolor, las inflamaciones y la fiebre, utilizados para las formas más leves de Lupus.

La Cloroquina e Hidroxicloroquina, drogas que se utilizan para la malaria han demostrado sus efectos positivos especialmente con el Lupus Discoide (tiene que ver con la piel) ya que alivian un poco las erupciones cutáneas y aumentan la resistencia para la exposición al sol, solo que aguas…entre sus efectos secundarios se encuentra el daño a la Retina o hasta la ceguera total.

Pero las drogas con las que el público en general se encuentra más familiarizado, especialmente los pacientes con Lupus pertenecen al grupo de la Cortisona, como la Prednisona, que corresponde a la más barata del grupo de los Corticoesteroideos, pero debe señalarse que dentro de sus efectos secundarios terribles, éstos se contabilizan en número menor que los de la Hidrocortisona y otras presentaciones más potentes (aumento de peso, Osteoporosis, retención de líquidos, etc). Igualmente se utilizan para reducir las inflamaciones e hinchazones.

El Azotioprin, Metiltroxate y la Ciclofosfomida, se utilizan como inmunosupresores para prevenir la producción excesiva de anticuerpos, pero aguas, son tan potentes como sus efectos secundarios extra terribles.

Para tratar de entender un poco mejor lo que es nuestro Sistema Inmunológico, les diré que representa la principal defensa natural interna del organismo, ante cualquier ataque de invasores indeseables que puedan producir infección, o ante cualquier proceso de enfermedad: cáncer, enfermedades degenerativas o musculares, envejecimiento acelerado o enfermedades cardiacas, etc. A manera de ejemplo se presenta una equis herida por insignificante que parezca, ya que pequeños microorganismos tratarán de penetrar al interior a través de esa herida; es decir, que cuando alguien se lastima y le sale sangre, el organismo empieza a trabajar de inmediato, emprendiendo acciones urgentes para cerrar la herida primero, y segundo exterminar a los invasores antes de que puedan causarnos algún daño.

Para ello las plaquetas de la sangre se encargan de cerrar la herida, mientras que el Sistema Inmunológico protege y defiende al organismo mediante la detección de algún agente extraño o ajeno al cuerpo para destruirlo de inmediato, aumentando el número de glóbulos blancos o linfocitos de la sangre que atacarán a los agentes causantes de enfermedad, desde los vasos linfáticos y cuando éstos vasos linfáticos se agrupan reciben el nombre de Ganglios Linfáticos (anginas o amígdalas), que actúan como un filtro donde atrapan a las bacterias o cualquier microorganismo invasor (hasta polvo). Los componentes más importantes del Sistema Inmunológico se concentran en la sangre, timo, huesos, anginas, ganglios, médula ósea, bazo, pulmones, hígado e intestinos, pero cuando todo esto falla, se presentan las enfermedades llamadas autoinmunes, es decir, que las defensas del organismo atacan sus propios tejidos.

Anualmente al Primer Gran Hospital de Medicina Tradicional China de Tian-Yin, en China, acuden centenares de pacientes de todo el mundo aquejados de Lupus Eritematoso Sistémico en diversos grados, debido a que se ha podido comprobar que dentro de las Terapias Alternativas para tal padecimiento, la Acupuntura encabeza con éxito tales procesos, al mejorar la calidad de vida de los pacientes e incluso superar frecuentemente tan terrible enfermedad y sus consecuencias (entre ellos la inmovilidad resultante), combinada con los tratamientos médico-naturistas que incluye a la herbolaria o consumo de hierbas medicinales, Aromaterapia, Cromoterapia, Musicoterapia y la utilización de imanes.

Es aconsejable para estos y otros padecimientos consultar al Naturista de su confianza, quien le orientará adecuadamente sobre las posibilidades y beneficios de las Terapias Alternativas naturales (sin medicamentos), ya que el naturismo entiende al cuerpo humano, como un sistema capaz de responder de una manera auto-organizada. Dicho de otra manera se trata del poder auto-curativo que otorga la misma naturaleza, donde la mayoría de las enfermedades (y las que requieren de tratamiento, éste no tiene porque ser agresivo para el organismo, sino que ayude de manera natural a que el cuerpo recupere su equilibrio funcional y su fortaleza normal), por lo que pueden y deben curarse por si solas. El espacio concedido se agotó, por lo que dejaremos para otra colaboración el estudio más amplio del Sistema Inmunológico, la epidemiología del Lupus, causas y sus factores de riesgo, signos y síntomas, así como su tratamiento alternativo, la terapia nutricional y el recetario para el Lupus, las frutas y jugos recomendados, así como la herbolaria y Aromaterapia sugeridos, mientras tanto acuda a su naturista o Naturópata de confianza.