Revista Mundo Natural
 
 

Remedios Naturales para las Infecciones de Vías Urinarias


foto


Las infecciones del tracto urinario en las mujeres son dolorosas y molestas y pueden afectar cualquier parte del sistema urinario, especialmente en mujeres jóvenes con vida sexual activa.

Aunque el sistema urinario contiene una variedad de productos de desecho del organismo, usualmente no contiene bacterias. Cuando comienzan a proliferar las bacterias en la vejiga o riñones, se multiplican en la orina y pueden producir infecciones. Estas infecciones puede desencadenarlas la actividad sexual en un 70 a 90%.

Los síntomas más comunes de una infección de este tipo, es la sensación quemante al orinar (disuria), orinar más frecuentemente, urgencia por orinar, desechos vaginales o dolor. Otros signos pueden ser también, olor desagradable de la orina o que el color de esta aparezca blanquecino con rastros de sangre. Algunos remedios naturales que pueden ayudar a aliviar e incluso eliminar estas infecciones y sus síntomas son los siguientes:

Al primer signo de infección urinaria, tome agua en abundancia para expulsar las bacterias de la vejiga.

Disuelva una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso grande de agua y bébalo para eliminar la sensación quemante al orinar.

El jugo de arándanos es legendario para aliviar los síntomas de una infección urinaria. Tome dos o tres vasos al día hasta que desaparezca la infección. El agua de apio es un remedio casero excelente. Hierva en cuatro litros de agua varias ramas de apio bien lavadas y deje enfriar la decocción. El agua resultante se bebe durante el día.

Tome medio vaso de agua a la que habrá agregado cinco gotas de plata coloidal (microdyn para desinfectar verduras) tres o cuatro veces al día. Esto generalmente acaba con la mayoría de las infecciones de este tipo. Tome yogurt natural (casero) que ayuda a restaurar la flora intestinal.

Prepare un te con hojas de perejil. En una taza con agua hirviendo, coloque unas hojas de perejil y déjelas reposar unos minutos. Beba el té cuando se enfríe. Normalmente este remedio elimina el dolor en unos veinte minutos. Sin embargo, en mujeres embarazadas no puede tomarse pues el perejil puede inducir el parto.

Exprima el jugo de un limón en medio vaso de agua tibia y bébalo en la mañana al despertar. Repita todos los días hasta que la infección desaparezca. Hierva 5 ó 6 espárragos en agua, cómalos y beba dos o tres vasos del líquido en que se cocieron a lo largo del día. Por lo general, se elimina rápidamente la infección.
Comenta este artículo:










 
 









acento.com.mx

Mundo Editorial Derechos Reservados 2014
Sitio Desarrollado por noticias de Chihuahua
Mapa del sitio | Lista de Articulos