Evita los Efectos Negativos de los Malos Pensamientos

Algunas personas tienden naturalmente a abrigar pensamientos negativos, tal vez debido a la inundación de noticias e informaciones deprimentes con que nos saturan los medios de comunicación diariamente.

Otras personas tienen ya de por sí baja autoestima y están convencidas que no pueden competir en el mundo actual. La negatividad especialmente, impacta a las personas mayores, y las hace sumirse en la depresión. Si usted se identifica en alguno de estos casos, no opte por meter la cabeza en la arena como hacen los avestruces, trate de luchar contra los pensamientos negativos para gozar de una vida más larga, feliz y productiva.

Para apreciar el mal impacto que produce la negatividad, le diremos que cuando se presenta un pensamiento negativo, se impide la transmisión de impulsos entre el sistema nervioso y cerebro y como el cerebro no recibe impulsos para interpretar, se afecta el propio cerebro y el cuerpo. Se afecta la memoria, se presentan trastornos del sueño y el mal humor se convierte en el compañero cotidiano. Las funciones inmunológicas también se ven afectadas y la persona se vuelve más susceptible a contraer infecciones y resfriados.

Supere los Pensamientos Negativos y la Ira.

Es mucho más dañino explotar de coraje que como se dice coloquialmente “tragárselo”, pues está comprobado que quienes se permiten temperamentos explosivos, tienen mayor probabilidad de morir del corazón, que las personas que controlan su furia. Saber cuándo estamos en el canal de las emociones negativas, disminuye el estrés y nos ayuda a enfrentar mejor las situaciones que nos molestan.

La negatividad también puede ser el resultado de mantenerse en un estado de presión por múltiples compromisos y también está comprobado que quienes viven en un entorno competitivo y de estrés, quienes viven preocupados por la perfección, también liberan aminoácidos y proteínas dañinas en la sangre que provocan inflamación de las arterias y por tanto, problemas del corazón.

Para Vencer la Negatividad
Es posible que se necesite bastante esfuerzo para controlar los pensamientos negativos, así que esté alerta a sus patrones de pensamiento y esté conciente para reemplazar los pensamientos negativos por otros más positivos.

Aléjese de los “vampiros” personas que le “chupan” la energía (quejumbrosas, dominantes, burlonas, insufribles) y personas negativas que le influencian su forma de ver la vida.

Es bueno enterarse de lo que pasa en el mundo, pero no tiene que mirar las noticias de la TV constantemente. Mejor, haga algo útil o relajante, salga a dar un paseo, ocúpese de cuidar sus plantas, haga ejercicio o juegue con los niños. Aprenda a delegar y a manejar mejor su tiempo.

Duerma lo suficiente, beba abundante agua pura y lleve una dieta libre de productos chatarra. También es importante disfrutar y apreciar los alimentos que toma. Saboree y mastique, gozando el sabor de cada bocado. Comer de prisa o de pie, contribuye a la mala salud.

Controle las explosiones de ira, saliendo a caminar cuando la situación o la discusión lleguen al punto de la ebullición y esfuércese en respirar profundamente y cuente hasta cien para calmarse.