Cerveza y Psoriasis

La psoriasis es un trastorno que se manifiesta en la piel al formar parches de piel escamosa y gruesa, cuya coloración puede ser grisácea, blanquecina o rojiza, y aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, es más común en los codos, cuero cabelludo, espalda baja y rodillas. Se estima que millones de personas la padecen y aunque no hay una causa conocida de la enfermedad, nuevas investigaciones sugieren que la cerveza puede ser la culpable número uno de su desarrollo.

Para llegar a esta conclusión, se llevó a cabo una prueba en la Escuela de Medicina de Harvard donde estudiaron a más de 82 mil mujeres a quienes cada dos años les enviaban cuestionario sobre el tipo de bebidas alcohólicas que bebían y qué cantidad consumían. También les preguntaron si tenían diagnóstico de psoriasis.

Al comparar las respuestas, los investigadores descubrieron que ni el vino blanco o el tinto aumentaban el riesgo de desarrollar psoriasis, sin embargo, el consumo de cerveza fue frecuente en el 72% de las mujeres que padecían psoriasis, quienes anotaban que bebían de dos a tres cervezas a la semana.

Concluyeron que la cerveza es la bebida alcohólica que incrementa el riesgo de sufrir psoriasis y se cree que los componentes no alcohólicos de la cerveza, que no se encuentran ni en el vino o el licor, pueden causar el desarrollo de la enfermedad.

Los autores del estudio piensan que la cerveza, al ser una de las bebidas alcohólicas no destiladas, que usan almidones como fuente de fermentación y la mayoría de las veces esta fuente es la cebada, que contiene gluten. Quienes sufren de psoriasis, por lo general son personas sensibles al gluten, por lo que sugieren a quienes padecen psoriasis, dejen de consumir cerveza para que comprueben si este producto pudiera estar disparando los brotes de psoriasis en su piel.