Cómo Vivir hasta los 100 Años (Sin Arrepentirse)

Todos sabemos de alguien en la familia, o hemos conocido a alguna persona mayor de 90 años en perfectas o muy buenas condiciones de salud. Como la salud y longevidad son anhelos de todo ser humano, es que este tema ha sido y es muy estudiado por los expertos.

Los investigadores le dan valor a diversos factores para lograr la longevidad, pero en lo que todos coinciden, es que la buena salud y por tanto una larga vida, depende mucho de mantener hábitos saludables, hacer ejercicio y llevar una dieta sana y equilibrada. Muchas personas que guardan estos principios, han logrado vencer los indicadores genéticos negativos, como tener ancestros con mala salud y que mueren jóvenes.

Hay muchas más probabilidades de disfrutar una larga vida si llevamos un estilo de vida sano en la juventud, en la mediana edad y en la vejez. No sólo salud física, sino mental y emocional.

Cada uno de nosotros contamos con un genoma propio que viene determinado “de fábrica”. Por eso, quienes traen genoma de “buena calidad” tienen mejores sistemas inmunológicos, cardiovasculares y metabólicos entre otros, lo que los convierte en seres superdotados.

Además de nuestro conjunto de genes, influyen también para nuestra salud y longevidad los factores ambientales como el clima en el que se viva, el medio en que nos desenvolvemos y los malos hábitos como el tabaquismo, por ejemplo.

Haga de cuenta que usted puede nacer con una genética equivalente a la calidad de un automóvil Mercedes-Benz, pero si nunca le cambia el aceite y lo camina por terrenos pedregosos, tenga por seguro que le va a durar menos que el Chevrolet que tiene y al que se esmera en cuidar. No solo hay que tener buenos genes, también hay que cuidarlos para que duren muchos años.

Pero, para que nos dure nuestro “modelito”, es bueno seguir unas cuantas ideas:

Ideas para Vivir Muchos Años

-Come sólo cuando tengas hambre y suprime, de vez en cuando, una de las tres comidas diarias.
-Mastica cada bocado como si fuera el último y pásalo sólo cuando esté bien impregnado de saliva.
-No comas cuando estés cansado o extenuado por algún trabajo o esfuerzo ni cuando estés muy excitado o muy emocionado.
-No te bañes inmediatamente después de haber comido.
-No piques ni comas nada entre comidas y, a lo sumo, fruta fresca o algún zumo de fruta.
-No bebas agua durante las comidas.
-No comas alimentos elaborados con harina blanca o comidas grasosas.
-Evita las bebidas, las cremas, las natillas, los chocolates, etc. elaborados de forma artificial.
-Duerme al menos ocho horas diarias durante la noche.
-Si te es posible, duerme con la ventana abierta y poco arropado. Coloca tu cama de modo que la cabecera se dirija hacia el norte.
-Procura estar siempre alegre, positivo y optimista.
-Que tu cuerpo reciba cada día una dosis no excesiva de sol y aprende a respirar profunda y rítmicamente aire fresco.
-Camina diariamente unas dos horas.
-Come todos los días fruta y verdura del tiempo.
-Intenta de vez en cuando hacer dieta y durante un día come sólo una clase de fruta o de verdura y bebe agua pura.
-Añade a tus comidas diarias semillas de toda clase o de frutos secos.
-Procura comer muy poca carne, embutidos y otros alimentos derivados de animales.
-Consume leche y yogurt habitualmente pero que sea de la mejor calidad.
-Intenta cocinar sin grasa.
-Evita las ideas y emociones negativas, destierra de tu vida el pesimismo, el estrés y el desánimo.

Los optimistas y los altruistas viven ocho años más que los pesimistas.

Para alargar la vida en ocho años más, se requiere vivir la vida con una actitud positiva. De esta manera, no solo serás feliz sino que harás felices a los que rodean.