Evite los Resfriados de Forma Natural

Ya llegó otra vez la época del año en que la gripe y los resfriados son coincidencia común en las escuelas, hogares y centros de trabajo. Llegó también la mejor época para quienes expenden medicamentos o productos para combatir el resfriado y la tos, pues es cuando reportan las mayores ventas del año.

Pero, antes de ponerse vacunas contra la gripe o consumir medicamentos, considere otras soluciones más naturales y simples.

El sistema inmunológico es como un círculo de fuego que nos protege de los virus de la gripe y del resfriado y para reforzarlo, podemos recurrir a alternativas más efectivas y naturales.

La clave para la prevención de las enfermedades invernales es mantener el cuerpo sano y fuerte.

El primer paso es la dieta.
El eliminar todos los alimentos dañinos como azúcares, alimentos procesados, comidas “rápidas”, etc., que sólo sirven para debilitar el sistema de defensas. La dieta consistirá en tantas frutas y verduras frescas como sea posible, haciendo énfasis en aquellas ricas en vitamina C como los cítricos y los de hoja verde. El ajo y la cebolla también fortalecen el sistema inmunológico y son muy eficaces para prevenir enfermedades. El ajo, especialmente, es bueno para combatir infecciones.

El siguiente paso es tomar complementos nutricionales para reforzar el sistema inmunológico como vitamina C, Vitamina D, Vitamina E, o Factor de Transferencia que ayudan a subir las defensas para evitar contraer gripes, resfriados e infecciones de vías respiratorias.

El descanso apropiado también es necesario para mantener fuerte el sistema inmunológico, que se corrobora en el antiguo dicho popular “duerme para que no enfermes”.

Es bueno beber líquidos a lo largo del día, solo asegúrese de que éstos sean agua pura o jugos naturales sin endulzantes añadidos. El café y los refrescos son nocivos porque deshidratan el organismo.

Siga la recomendación de todos los tiempos, evite el contacto con personas enfermas, las aglomeraciones, los cambios bruscos de temperatura y acuérdese de lavarse las manos para disminuir el riesgo de contagios.

Si ya contrajo una gripe o resfriado, tenga en cuenta que el mejor destructor de microbios es la plata coloidal (microdyn para desinfectar verduras) del que se toman diez o doce gotas diluídas en medio vaso de agua dos o tres veces al día durante varios días para eliminar la enfermedad.

Los antivirales naturales son el ajo, la equinácea, el jengibre y el aceite de orégano, así como la miel virgen que con sus propiedades antioxidantes y antibacterianas nos ayudan a conseguir el rápido alivio de los resfriados, así como combatir la tos y la garganta irritada.

Por último no se olvide que el mejor remedio de todos los tiempos, es una sopita de verduras como la preparaba su abuelita, que además de proveer líquidos al organismo, reduce la inflamación que provoca los dolores corporales y la fiebre, además de aliviar las molestias que causan las infecciones respiratorias cuando acompañan a la gripe y al resfriado.