Herbolaria Bioenergética Conocimiento que Cura

Nuestra realidad se manifiesta conforme a nuestras ideas. Y las ideas, toman fuerza, con nuestras emociones. Entonces, la idea, mas la emoción, generará, eventualmente una manifestación en nuestro entorno.

Si….es cierto. Solo que hay muchas ideas que están totalmente enterradas en el subconsciente y siendo honesta, conozco poca gente que esté dispuesta a buscar, de qué idea viene que me saque de mis casillas “x” o “y” cosa. Menos, cuando esto esté sucediendo.

Conozco poca gente también, que esté dispuesta a interiorizar y descubrir, cuándo tomó la decisión de vivir con miedo, en lugar de ser valiente toda su vida.

Esto es poco común y por el estilo de vida que llevamos, complicado. Las fórmulas de Amilkam, trabajan para tener un equilibrio emocional.

Por mas positivas que sean tus ideas, por mas que insistas en que te va a ir bien, si tu corazón siente lo contrario, la manifestación de esta idea, será muy distante de lo que tu quieres porque tus acciones no serán coherentes con la idea, sino con la emoción.

Las emociones, le dan intensidad y dirección a nuestras acciones y en consecuencia a la manifestación de nuestras ideas. Por más que tú te digas a ti mismo, que eres salud y que todos los días, se renuevan tus células, si sientes miedo de enfermarte, seguirás sintiéndote mal. No somos solo mente, como tampoco solo emoción. Ni somos lo que hacemos tampoco. Somos la suma de todo lo anterior, y somos, en principio, energía.

Las fórmulas de Amilkam generan cambios emocionales por medio de la energía de las plantas. Si pienso que soy salud, pero me siento inquieto y preocupado, mantenerme positivo se convierte en una lucha. Cuando quito la preocupación o la inquietud, es mucho mas fácil, que mi idea de ser salud, se manifieste, o cualquier otra idea.

Amilkam, ayuda a romper el círculo vicioso que se genera con las emociones negativas y ayuda a generar un círculo virtuoso equilibrando las emociones. Este, es el principio básico de Amilkam.

Hay emociones* permanentes en algunas personas, se han acostumbrado a vivir con esa emoción. Se han acostumbrado a vivir sintiendo miedo, preocupación, ansiedad, coraje, odio y demás. Estas emociones permanentes generan manifestaciones en su vida, manifestaciones físicas (en su cuerpo), en sus relaciones, en su casa, en el trabajo y en todo lo que los rodea. A nuestro alrededor se manifestará lo que vivimos en nuestro interior. Idea + emoción + acción (conforme a la emoción) = manifestación.

Empezamos a sentir emociones desde que somos concebidos. Un bebé no deseado, sentirá el rechazo de su mamá, papá o ambos, desde el vientre. Y aprenderá estas emociones. Su vida, será conforme a sentirse rechazado. Se manifestará en su vida, que nadie lo quiere. O se expondrá continuamente a situaciones de rechazo. Y cada día, vamos sintiendo cosas distintas, que nos van marcando. También sentimos cosas que podemos desechar en el instante.

Para las fórmulas de Amilkam, el tiempo no existe. Tampoco importa la conciencia, es decir, que la gente sepa de dónde viene lo que está pasando.

Todas las personas, que buscan ayuda con un terapeuta buscan sentirse mejor (física, mental o emocionalmente). Y sabemos que si hay una manifestación física desequilibrada, es porque hay una emoción en desequilibrio, y también sabemos que por más positivo que sea alguien, si su emoción no es positiva, la idea no ayudará gran cosa aunque sea positiva.

Algo que sorprende mucho a las personas, es que el efecto de las fórmulas es inmediato. Si, es inmediato cuando alguien se siente furioso o tristísimo, porque ayuda a que esta emoción fulminante desaparezca, pero también debes saber, que así como trabajan con las emociones intensas y cortas, funcionan con emociones que han estado ahí durante mucho tiempo.

Estas fórmulas son plantas en agua. El agua, transmite la energía y la intención de la mezcla de estas energías para ayudar a quien tiene contacto con ellas. Las fórmulas que son en polvo, son esencias y plantas, que en conjunto, generan la energía para la que se hizo esta mezcla y se activan cuando cada persona las frota en sus manos.

Las fórmulas no son magia. Tampoco son esencias, ni lociones, ni perfume. No son aromaterapia. No son medicina. No son placebo. No se toman. No deben abrirse. No siguen ningún proceso industrial.

Provienen de las plantas, flores y especias y del conocimiento milenario que existe desde siempre con relación a su uso. En todos los casos es un uso de energía de las mismas.

Las fórmulas pueden combinarse y son excelente complemento de muchas terapias. Pueden usarse al mismo tiempo que la Medicina Alópata, Homeopatía, Aromaterapia, Terapia Floral de Bach, Biomagnetismo, Masajes, etc., con lo que quieras. Amilkam y Ama-nii no se contraponen con nada.

Información de CONOCIMIENTO QUE CURA, S de RL de CV en colaboración con HOLISTIC CENTER Centro Integral de Salud y Belleza Tel. 614 414-5119 Chihuahua, Chih. Sra. Carmen Pérez Alvarez.