Sane con la Cura del Agua

Nuestro cuerpo requiere la ayuda del agua para realizar un funcionamiento óptimo. También la utiliza para eliminar los desechos del metabolismo. La Cura del Agua nos ayudará a depurar sangre, tejidos y órganos de tóxicos que se acumulan día tras día, provenientes de los contaminantes que respiramos e ingerimos en alimentos y bebidas. A tan solo unos cuantos días de iniciar esta cura de agua, usted notará mejoría en sus malestares, achaques y enfermedades.

No se sorprenda si su digestión y circulación mejoran, desaparecen esos dolores de cabeza, sus articulaciones se desinflaman y muchos de los síntomas y signos de lo que usted creía que eran enfermedades, simplemente desaparecen gracias a que su cuerpo recibe la hidratación que necesita.

Si nuestro cuerpo expele diariamente por medio del sudor más de medio litro de agua, que por la orina se excreta litro y medio de agua, que todos los líquidos del cuerpo requieren agua, (jugos gástricos, bilis, sangre, linfa, lágrimas, mucosidades, etc.) y que las principales funciones del cuerpo utilizan agua, comprenderemos la importancia de este líquido vital para nuestra salud.

LA CURA DEL AGUA
Se dice que debe beberse la mitad de nuestro peso corporal en onzas de agua diariamente. Como esta fórmula está basada en libras y onzas, que son medidas inglesas, trataremos de trasladarlas a nuestras propias medidas para calcular la cantidad de agua que debemos beber cada día para realizar esta cura.

Veamos: por ejemplo, una persona que pesa 180 libras, deberá beber 90 onzas de agua al día, entonces, ¿cuánto es en kilos y en vasos de agua este cálculo?

Cada libra equivale a 454 gramos, así que cada 100 kilos de peso son 220 libras que dividas entre 2 son110, que nos da la cantidad de onzas de agua que debe beber diariamente una persona de 100 kilos de peso. Estas 110 onzas de agua las colocaremos en vasos de 8 onzas, que es la medida de un vaso mediano y tendremos 13.7 vasos.

Hemos hecho un cálculo para que usted sepa más o menos la cantidad de vasos de agua que debe tomar diariamente, siguiendo este esquema:



La cura del agua consiste en tomar la cantidad de vasos que nos corresponde según el peso. El agua que se deberá beber es el agua potable ya sea de filtro, purificada o de la llave. A cada litro de agua se le añade un cuarto de cucharadita de sal marina (sal gruesa). Evite las bebidas cafeinadas (té o café) y bebidas alcohólicas que deshidratan, ya que por cada bebida de este tipo que se ingiera, se requerirá un vaso de agua extra para eliminarlos del cuerpo.

La cura del agua no cuesta y sus beneficios se ven inmediatamente.





60 kilos = 132 libras, a la mitad: 66, que dividiremos entre 8 onzas (un vaso) 8 vasos y cuarto
65 kilos = 143 libras, a la mitad: 71.5, dividido entre 8 onzas, = 8.93 (casi 9 vasos
70 kilos = 154 libras, a la mitad: 77, dividido entre 8 onzas, = 9.6 (9 vasos y medio)
75 kilos = 165 libras, a la mitad: 82.5, dividido entre 8 onzas, = 10.3 (10 vasos y un cuarto)
80 kilos = 176 libras, a la mitad: 88, dividido entre 8 onzas, = 11 (11 vasos)
85 kilos = 187 libras a la mitad: 93.5, dividido entre 8 onzas, = 11,6 (11 vasos y medio)
90 kilos = 198 libras a la mitad: 99, dividido entre 8 onzas, = 12.3 (12 vasos y cuarto)