Tratamiento Natural De La Ansiedad

Vivir con ansiedad no es fácil. Quien sufre de ansiedad no puede enfrentar situaciones que para otras personas no ofrecen ningún problema. Claro que los productos farmacéuticos que se recetan para este trastorno, solo enmascaran los síntomas, causan molestos efectos secundaios y pueden empeorar el problema que tratan de aliviar.

Afortunadamente puede seguirse un tratamiento natural para la ansiedad y por lo general, comienza buscando la raíz de problema para enseguida adoptar una nueva forma de vida.

Y es que siempre, la verdadera causa de la ansiedad, se encuentra en la forma de vida o en la forma de comer de la persona que la presenta. La falta de algunos nutrientes, provoca que la deficiencia de algunas substancias neurotransmisoras produzcan sentimientos de ansiedad. Las costumbres de alimentación, tienen mucho que ver en los niveles que se producen de estas substancias neurotransmisoras y alteran el equilibrio hormonal, que cuando se produce, tiene un impacto innegable en la ansiedad.

La ansiedad es uno de los trastornos más comunes de nuestros días y su manifestación más notoria es que la persona tiene miedo de enfrentarse a sus problemas, hasta que esta situación desemboca en un estallido interno, que le hace sentir extremadamente angustiado por asuntos que carecen de importancia. .

¿Por qué sufren las personas ansiedad?

La causa más frecuente de la ansiedad y la fatiga es el modo de vida de la sociedad actual, la autoexigencia tan elevada que se lleva hoy en día, queriendo hacer un número imposible de cosas en 24 horas, tanto que el organismo humano acaba agotado. Porque vivimos en un mundo en el que nos encontramos con continuas exigencias, y no alcanzamos un ritmo suficientemente elevado para poder con todas las obligaciones que nos imponemos a nosotros mismos.

DIETA
La receta natural para eliminar la ansiedad, es evitar completamente los carbohidratos refinados como la harina y el azúcar blanco y dar preferencia a alimentos naturales como frutas, verduras, semillas y granos; es decir, sin comida artificial congelada, enlatada o industrializada. La comida debe tener nutrientes naturales en abundancia como vitaminas y minerales para que el cerebro pueda construir las substancias químicas necesarias para combatir la ansiedad.

ESTRÉS
Dormir de 8 a 10 horas diarias debe estar en la lista de prioridades para la persona con trastorno de ansiedad, pues una vida plaga de estrés mantiene en estado de alerta las glándulas suprarenales y disminuye la capacidad para eliminar el estrés. Pues hay situaciones que no revisten ningún problema pero la persona con ansiedad las percibe como muy estresantes.
Las actividades que favorecen la salud de las suprarrenales, son la práctica de yoga, contraer menos compromisos, aprender a respirar profundamente y hacer más pequeña la lista de pendientes diarios.









FITOTERAPIA
En el trastorno de ansiedad se recomiendan algunas plantas como el hipérico (hierba de san juan) la melisa, la valeriana, la pasiflora y la flor de azahar. Pero no solo estas plantas on eficaes, sino que también puede recurrirse a la mejorana, al espino blanco, corteza de naranja y a la flor de tila. Cuando hay depresión, conviene hacer depuración del hígado con plantas como el cardo mariano (silimarina), la alcachofa, diente de león, ajenjo y en general las hierbas amargas.

SUPLEMENTOS
Las vitaminas del complejo B y la levadura de cerveza también se recomiendan para apoyar la salud cuando existe este trastorno de ansiedad.

También es un buen consejo para las personas ansiosas o nerviosas, prescindir del café, té y coca-cola, así como tratar de llevar una vida sana, hacer ejercicio, tomar el sol, aprender a respirar conscientemente y hacer una dieta lo más sana posible, basada principalmente en los cereales: avena, trigo, arroz, cebada, mijo, unos pocos de frutos secos, verduras y frutas.