Revista Mundo Natural
 
 

Cómo Actuar ante un Niño Autista


foto


El termino autismo se deriva del griego eaftismos, para designar "al que se encierra en sí mismo" y se ha generalizado su uso para designar a las personas que tienen cierta dificultad en la comunicación, interacciones sociales, imaginación y alteraciones del lenguaje.

Es un trastorno del desarrollo que persiste a lo largo de toda la vida. Se manifiesta en los niños regularmente entre los 18 meses y 3 años de edad y da lugar a diferentes grados de alteraciones en las áreas mencionadas.

El autismo afecta de dos a diez personas por cada 10.000 habitantes y es más frecuente en el sexo masculino que en el femenino hasta en un cuatro por uno. Puede afectar a personas en todos los niveles sociales.

El autismo varía en sus formas de gravedad y en los casos más severos pueden caracterizarse por una completa ausencia del habla de por vida, comportamiento extremadamente repetitivo, no usual, auto dañino y agresivo. En las formas más leves de autismo (típicamente Síndrome de Asperger o autismo de alto funcionamiento) pueden ser casi imperceptibles y suelen confundirse con timidez, falta de atención y excentricidad.

Padres de Niños Autistas

Los padres, maestros y profesionales de la salud, deben estar conscientes de que cuando el niño es diagnosticado como autista, deben enfocarse en atenderlo como persona con necesidades, deseos y frustraciones, con un nombre propio y con los derechos que todo ser humano debe tener dentro de la sociedad.

Las personas autistas, aunque no pueden expresarlo como quisiéramos, sienten, aman y sufren al igual que nosotros. El autista desarrolla sus propias formas de expresarse y de comunicarnos que nos ama, como cuando busca mantenerse junto a nosotros, cambia su estado de ánimo en nuestra compañía, juega a su manera a nuestro lado o trata de imitarnos.

Si deseamos aprender a comprender a la persona autista debemos tratar de sentir y pensar como ella, tratar de incluirnos en sus juegos y rituales en lugar de tratar de acoplarlo a los nuestros.

Los niños autistas tienen formas de pensar y sentir diferentes a las nuestras. Cuando platiquemos con ellos debemos usar un lenguaje descriptivo como si estuviéramos platicando de una fotografía o un paisaje.

Trate de expresar su estado de ánimo con señas y mímicas ya sean de aprobación o de enojo para fortalecer lazos de comunicación.

Los niños autistas necesitan de su familia aunque no puedan demostrarlo claramente o como usted lo espera. Trabaje conjuntamente con los profesionales que puedan apoyarle y bríndele mucho cariño, mucho amor y demuéstreselo cuidándolo personalmente.

Juegue con su niño autista. El juego de las escondidas, donde inicialmente solo se cubren los ojos es una buena forma de acercarse a él. Juegue a la repetición de palabras, bailar y cantar canciones infantiles, y acercarse haciendo gestos y sonidos que no le causen ansiedad.

Es bueno saber que cada vez hay más gente que se dirige a personas con este síndrome como "personas con autismo"; esta frase es muy importante, puesto que en ella va implícita la protección de sus derechos y su dignidad.

El que la gente se vaya educando y por lo tanto vea y trate a las personas con autismo de manera respetuosa y tolerante, se ha logrado gracias a los conocimientos y experiencias que trasmiten aquellas personas que tienen niños con autismo o que trabajan con ellos.
Comenta este artículo:










 
 









acento.com.mx

Mundo Editorial Derechos Reservados 2014
Sitio Desarrollado por noticias de Chihuahua
Mapa del sitio | Lista de Articulos