La Vacuna contra el Cáncer Cérvical y sus Peligros

A medida que las vacunas contra el cáncer cérvico uterino continúan aplicándose, de igual manera siguen produciéndose reportes de niñas adolescentes con daños y aún que han perdido la vida por su causa.

En Inglaterra, la joven Stacey Jones ha sido la última víctima que ha sufrido daños graves. Stacey era una joven sana hasta unos cuantos días después de que le fue aplicada la vacuna contra ese tipo de cáncer. Comenzó a presentar convulsiones severas e inflamación del cerebro tan grave que le provocó daño cerebral permanente y actualmente vive en estado vegetativo.

Su madre afirma que todo se desarrolló a partir de que le fue aplicada la vacuna y que no encuentran otra explicación para su daño cerebral, en una entrevista que publicó el diario DailyMail news.
(http://www.dailymail.co.uk/news/art).



El incidente de esta joven Jones se da una semana después de que la pequeña Natalie Morton de 14 años había muerto, horas después de recibir la misma vacuna. Las autoridades médicas de Gran Bretaña insisten en que la chica murió como consecuencia de un tumor en el pecho que no sabían que tenía.