Desintoxícate, el Mejor Regalo para tu Cuerpo

La desintoxicación del organismo es un proceso natural de curación que se necesita ahora más que nunca en este mundo tóxico. Con la amenaza de los químicos en los alimentos, aire y agua, todos debemos someternos a un programa periódico de limpieza interna.

Para iniciar un proceso de desintoxicación de baje los niveles de toxicidad acumulados en nuestros tejidos, al mismo tiempo que apoyamos nuestros órganos de eliminación con medidas útiles, compartimos un programa que ofrece los más eficaces resultados para lograr una mejoría en nuestra salud.

Todos hemos escuchado sobre la desintoxicación para mejorar la salud y muchos de nosotros hemos experimentado un proceso de desintoxicación, algunos acudiendo a centros dedicados a este propósito y algunos siguiendo recomendaciones de un programa de desintoxicación naturista.

Pero, exactamente, ¿qué es la desintoxicación y qué sucede en nuestro cuerpo cuando se lleva a cabo?

Esencialmente la desintoxicación es un proceso que se inicia en el cuerpo para neutralizar y eliminar las toxinas de los tejidos y de los órganos. Es función del hígado deshacerse de los químicos dañinos, toxinas y subproductos del metabolismo en el torrente sanguíneo y transformarlos en substancias menos dañinas que pueden excretarse por los órganos de eliminación, (intestinos, riñones, piel, pulmones).

Este proceso siempre está activo automáticamente, con tan sólo respirar y el latir de nuestro corazón, no necesitamos pensar en ello, nuestro cuerpo, naturalmente se está limpiando a sí mismo y ni siquiera nos damos cuenta.

Con la gran cantidad de químicos dañinos en el ambiente, alimentos, productos de cuidado personal y de limpieza, en el aire y la contaminación del aire, los medicamentos y drogas que tomamos, esta intoxicación va en aumento cada vez más.

Cuando nuestro hígado es incapaz de manejar la excesiva cantidad de toxinas circulando en nuestro cuerpo, estas continúan moviéndose en el organismo causando trastornos y daños, antes de que eventualmente sean almacenadas (principalmente en las células grasas de los órganos y tejidos) frecuentemente durante años y décadas.

Dependiendo del tipo de toxinas que tengamos, experimentaremos toda suerte de enfermedades crónicas y degenerativas que tienen su causa en una cantidad insospechada de carga química. Cuando iniciamos un programa de desintoxicación, estamos ayudando al cuerpo a que emprender acciones de limpieza naturales para que se deshaga de las substancias que son dañinas para la salud.

Para que los nutrientes esenciales puedan ser aprovechados por el organismo para la reparación y renovación de las células, es necesario eliminar del organismo los desechos metabólicos, el exceso de proteínas (fibrosis), mucosidades, grasa, calcio, metales pesados, residuos químicos, medicamentos, contaminación y radiación.

Muchas escuelas de medicina alternativa claman que sólo hay una "única enfermedad" y es la toxemia (sangre intoxicada). Esta teoría propone que si el cuerpo puede mantenerse libre de desechos y residuos tóxicos, al proveer una buena nutrición, se inicia el proceso natural de curación del cuerpo lo que dará como resultado la curación de cualquier enfermedad.

Todos los métodos de curación natural, combinan algún tipo de proceso de desintoxicación. En el naturismo, la desintoxicación es un programa específico de cambios dietéticos y el auxilio de algunas hierbas para disminuir la cantidad de químicos ingeridos, proveer nutrientes para apoyar los procesos naturales y ayudar a los órganos de eliminación a sacar las toxinas fuera del cuerpo rápidamente y con seguridad.





Hay muchos sistemas de desintoxicación, pero los mejores son los que se llevan a cabo en un ambiente diseñado para que estos factores puedan darse y ofrecer la oportunidad de descanso y relajación y enfocarse en la curación.

La primera parte de la desintoxicación, requiere disminuir la ingestión de productos químicos en la dieta, y reducir la cantidad de alimentos que se consumen para darle al sistema digestivo el descanso que necesita y permitir que la energía se dirija a la limpieza y no a la digestión.

Por esta razón, el ayuno es la respuesta natural a la enfermedad, hay varias formas de ayunar; con agua solamente, con jugos o con una monodieta de frutas, que es la más común.

Otro sistema de desintoxicación es el del semi-ayuno que es beber sólo jugos naturales de vegetales recién hechos durante varios días.

Después de un ayuno de jugos, es recomendable durante un tiempo comer sólo frutas y vegetales para darle al cuerpo tiempo para ajustarse a los alimentos complejos, mientras se mantienen los niveles de toxinas en nivel bajo.

El ayuno con agua puede ser muy extremoso para la mayoría de la gente, debido a que cargamos con tal cantidad de toxinas que necesitaremos más que los nutrientes almacenados para ayudar al cuerpo a desintoxicarse apropiadamente. Muchas personas ya están malnutridas y carentes de nutrientes, así que el ayuno con agua no es recomendable en estos casos.

Los jugos de frutas o vegetales frescos proveen suficiente cantidad de enzimas, vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudarán al desdoblamiento de las materias tóxicas, y protegerán del daño de los radicales libres.

24 horas después de comenzar un ayuno de jugos, las enzimas pancreáticas ya no se necesitan para la digestión de la comida y puede iniciar el proceso de digestión de la materia de desecho del cuerpo. No sólo comienzan a desdoblarse los desechos en el colon, sino que viajan a través del cuerpo para digerir las células dañadas, los microbios, desechos metabólicos, ácidos, fibrosis, placas ateroescleróticas y depósitos en las articulaciones.

Con el ayuno de jugos y con una nutrición concentrada en vegetales verdes y hierbas, le daremos al cuerpo todo lo que necesita para limpiarse y sanar: enzimas, vitaminas, minerales, antioxidantes, carbohidratos, clorofila, proteína y fibra.

Los ayunos para desintoxicación, deben ser mínimo de tres días, ya que el primer día de ayuno los niveles de glucosa caen y las reservas de glicógeno se agotan. El cuerpo comienza a tomar proteínas de los tejidos para crear glucosa. Después del primer día, el cuerpo se adapta y comienza a utilizar la grasa como fuente de energía y conserva las proteínas.

Se recomienda ayunar como mínimo tres días, aunque la regla general es volver a comer hasta que el hambre vuelva: no comer por hábito, sino hasta que haya hambre verdadera.

Los ayunos cortos o de un día a la semana no sirven para propósitos de desintoxicación.

Después de un programa de desintoxicación supervisado de por lo menos una semana de duración,. con una alimentación nutritiva, con descanso se sentirá como una persona diferente. La piel con frecuencia se vuelve más clara, los ojos más brillantes, aumenta la energía y la vitalidad, el sueño mejora, los dolores se alejan, el intestino funciona mejor, la mente se aclara, la concentración mejora y se pierden unos cuantos kilos de más.

¿Hay algo más invitador que esto? Anímese, siga un programa de desintoxicación y notará la diferencia. La única enfermedad es la gran carga de toxinas en nuestro organismo. Deshágase de ellas.