La Carencia de Vitamina B12 se confunde con Alzheimer

El diagnóstico de Enfermedad de Alzheimer puede ser totalmente falso en muchas personas que en realidad sufren una carencia de vitamina B12, pues los síntomas que producen son idénticos en muchos casos, en quienes nunca se consideró la falta de esta vitamina como posible causa.

La enfermedad es un problema personal y familiar creciente, así como un enorme gasto para la sociedad con los miles de personas diagnosticadas con esta enfermedad "incurable".

Anualmente se gastan enormes sumas de dinero para la investigación de medicamentos, tratamientos del tallo cerebral, manipulación genética y medicamentos y aún así no se ha encontrado nada que pueda efectivamente ayudar a detener o hacer más lento el avance de este insidioso avance. Sin embargo, los médicos en su práctica clínica pasan por alto una causa simple de los síntomas, que podría detener la enfermedad en sus inicios. La evidencia clínica es muy clara, pues los síntomas de la enfermedad de Alzheimer podrían mejorarse en muchos casos si tan sólo se prescribiera vitamina B12 a grandes dosis después del diagnóstico.

"La demencia asociada al Alzheimer y la deficiencia de cobalamina en los pacientes, tienen síntomas neuropsiquiátricos idénticos."

La deficiencia de Vitamina B12 también llamada deficiencia de cobalamina, se ha vuelto más y más común a medida que la gente envejece y los investigadores estiman que más de 800 mil ancianos en los Estados Unidos tienen esta deficiencia sin diagnosticar. Los cambios mentales derivados de la deficiencia de Vitamina B12 se describieron en publicaciones médicas hace más de 100 años y muchas veces estos cambios se acompañan de lesiones y degeneración del cerebro y del cordón espinal, que se observa en los estudios de imagen, que los médicos toman como cambios degenerativos evidentes de la naturaleza irreversible de esta enfermedad.

Asombrosamente, cuando estos cambios degenerativos se deben a la falta de vitamina B12, pueden ser totalmente revertidos si se inicia la terapia con grandes dosis de la vitamina después del diagnóstico inicial.

No sólo los estudios por imagen no tienen validez para determinar en cuales casos se pueden beneficiar con la terapia de vitamina B12, sino que los exámenes en la sangre tienen poco valor también. Desde los años 1950, algunos estudios médicos han demostrado que los casos de demencia que responden bien a la terapia con vitamina B12, por lo general tienen estudios normales de esta vitamina. Cincuenta años después, los médicos aún basan sus diagnósticos exclusivamente en estos estudios.

"Afortunadamente, la demencia secundaria a la deficiencia de B12, es eminentemente reversible si la etiología de la demencia se reconoce tempranamente y se instituye la terapia pronta y vigorosamente".

Ignoramos por qué la medicina moderna simplemente no está poniendo atención y prueba con esta terapia que extraordinariamente segura y cuesta prácticamente muy poco y que virtualmente no está instituída. Coo resultado, los pacientes de enfermedad de Alzheimer que podrían beneficiarse de esta terapia, si se instituyera inmediatamente después del diagnóstico, son dejados sin memoria y sin esperanza.





Referencias:
J Neuropsychiatry Clin Neurosci 12:389-394, August 2000 Wang, H-X, et al. Vitamin B12 and folate in relation to the development of Alzheimer's disease. Neurology, Vol. 56, No. 9, May 8, 2001, pp. 1188-94