Cómo Tratar la Depresión sin Medicamentos

En los últimos años, pareciera que la depresión está de moda, a juzgar por la cantidad de celebridades y personas, jóvenes y adultos que padecen depresión.

La depresión es un estado de la mente, el cuerpo y los pensamientos que juntos se dirigen hacia la negatividad. No es propiamente una enfermedad sino un trastorno en que la persona no es capaz de hacer las cosas de forma normal.

Quienes sufren depresión, encuentran las tareas cotidianas demasiado difíciles a tal punto que no pueden realizarlas. En este estado de la mente, la persona es infeliz y sufre emocional y mentalmente.

La depresión puede producirse por cansancio o estrés mental, por el consumo prolongado de antibióticos o después de sufrir una pérdida o enfermedad grave.

En ocasiones, la depresión también puede derivarse de un estado de ansiedad.

La mayoría de la gente con depresión, describe su problema como falta de interés por las cosas, encuentran su vida demasiado monótona y experimentan una sensación de tristeza que no pueden sobrellevar.

Una persona puede sobreponerse a la depresión sin medicamentos, si verdaderamente desea hacerlo y complementar su esfuerzo con algunos remedios caseros que funcionan muy bien para combatir la depresión.

Remedios Simples

• Té de rosas. En un vaso de agua hirviendo, coloque un puñado de pétalos de rosas, endulce y bébalo diariamente.

• Consumir diariamente una manzana licuada con leche y miel.

• Un baño de inmersión, (de tina) hará milagros para curar una depresión. Este baño reconforta y mejora el estado de ánimo.

• Un té de albahaca y salvia (1/4 de cucharadita de cada una) en una taza de agua caliente que se toma dos veces al día, es muy útil para aliviar una depresión.

• El consumo de una dieta equilibrada es esencial para la persona con depresión. Asegúrese de incluir nueces, quesos, vinagre de sidra de manzana, agua, semillas de calabaza y almendras.Un vaso de jugo de zanahoria diariamente mejora una depresión en pocos días.

• Una taza de té de hojas de lavanda. En una taza de agua hirviendo, añada hojas de lavanda, endúlcelo con miel y bébalo.

• Una taza de té de hierba de San Juan dos o tres veces al día, mejora la depresión en pocos días. Igualmente pueden usarse las cápsulas de esta hierba.

• Baño de pies. En un cubo de agua caliente añada hojas de romero y un poco de jabón líquido. Remoje los pies durante 20 minutos. Retire del agua, seque perfectamente y frote las plantas de los pies con aceite de almendras con unas gotas de aceite de romero. Coloque calcetines para dormir.

• Desayuno contra la depresión. En una taza de leche de arroz, soya o almendras, mezcle de 3 a 4 cucharadas de avena. Añada nueces, almendras, frutas secas y miel.