Antibióticos Naturales para Infecciones Leves

Las enfermedades infecciosas de cualquier tipo, ocupan el primer lugar en la consulta del médico a lo largo de todo el año.

El término “infección” es tan común en los temas de salud, que pareciera algo natural o normal en la mayoría de la gente.

Sin embargo, lo “normal” debe ser vivir una vida libre de enfermedades y mucho menos de tipo infeccioso. Si buscamos la definición médica de una infección, se describe como “la multiplicación de microorganismos en los tejidos del cuerpo que causan daño localcomo reacción a su presencia y a la de sus posibles toxinas”.

Algunas de las infecciones más comunes que parecen ser una plaga y que pueden tratarse o al menos controlarse en sus fases iniciales con remedios caseros, son las infecciones por levaduras, infecciones de vías urinarias, infecciones de heridas, etc.

Algunos remedios naturales se utilizan por sus propiedades antibióticas naturales o por su acción para reforzar el sistema de defensas y para disminuir las oportunidades de contraer enfermedades en tiempo de frío con mucho éxito.

Heridas
En caso de una herida infectada, se aplica cebolla picada sobre la herida y un poquito de miel. Estos dos productos neutralizan la infección y aceleran el proceso de curación.

Infecciones Femeninas
Las infecciones vaginales por levaduras son muy molestas por la comezón e incomodidad que producen y se identifican como infecciones por hongos especialmente la Candidaalbicans. En este tipo de infecciones se recomienda suspender de la alimentación el consumo de productos que elevan el azúcar en la sangre, que son los que aumenta la posibilidad de que se reproduzcan los hongos o levaduras. La infección se neutraliza aplicando yogurt natural dentro de la vagina, lo que puede hacerse con un aplicador vaginal y manteniendo la curación durante una hora para proceder a enjuagar el área con agua limpia. También se pueden hacer duchas vaginales con un litro de agua tibia a la que se le añade una cucharada de vinagre de manzana.

Igualmente, los lavados vaginales con un té de romero tienen fuertes efectos anti-hongos.

Antibiótico Tomado
Uno de los ingredientes de la cocina con mayores efectos antibióticos es el ajo. El que puede tomarse en forma de té, hirviendo dos o tres dientes de ajo en agua para beber dos o tres tazas al día para contrarrestar infecciones de vías respiratorias, digestivas, urinarias o vaginales.

Vías Urinarias
Las infecciones de vías urinarias se controlan bebiendo un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato de sodio, que neutraliza la acidez urinaria para ayudar al cuerpo a recuperarse más rápidamente. El jugo de arándanos también es un eficaz neutralizador de infecciones urinarias leves. Se toman dos o tres vasos pequeños de jugo de arándanos a lo largo del día, sin olvidar beber suficiente agua.