La Dieta de la Sopa

Hace unos años se dio a conocer y se hizo famosa la dieta de la sopa quemagrasa que un grupo de especialistas recomendaban a los pacientes que debían perder peso antes de ser sometidos a intervenciones quirúrgicas del corazón.

Su efectividad y la facilidad para llevarla a cabo, la hizo popularizarse rápidamente y algunas personas lograban bajar hasta 8 kilos en una semana.

A continuación transcribimos fielmente esta sopa a base de verduras con características depurativas y desintoxicantes, aunque no es totalmente vegetariana. Solo se recomienda seguirla a las personas sanas sin ningún trastorno metabólico o enfermedad grave. No debe hacerse por más de siete días, por ser muy baja en grasas y por su ausencia de hidratos de carbono de absorción rápida.

La "sopa quemagrasa" es una combinación de alimentos que consume más calorias para asimílarse que las que aporta, o sea, cuanto más se come más se adelgaza. Los "inconvenientes" son que es una dieta no equilibrada, proporciona pocas vitaminas y altera el metabolismo.

Para mantenerse luego en el peso, se recomienda comer normal y sustituir la comida o la cena por esta sopa.

INGREDIENTES
Seis tomates rojos
Seis cebollas grandes
Dos pimientos morrón verdes
Un manojo de apio
Un repollo mediano
Un ramito de cilantro
Sal y pimienta o sazonador al gusto

PREPARACION:
Se escaldan los tomates en agua hirviendo durante un minuto y se retira la piel. Las cebollas así como los pimientos, el apio y el repollo se pican en trozos pequeños y se ponen a cocer en agua suficiente para formar una sopa aguada. Se deja hervir durante unos minutos hasta que las verduras se ablanden. Se sazona al gusto.

La dieta de la sopa debe seguirse al pie de la letra para que surta efectos. Y será el alimento a tomar cuando se presente apetito. Se recomienda tomarla caliente para lograr mejor sensación de satisfacción. Deben comerse las verduras y el caldo.

Primer día
Comer frutas frescas de la estación (exceptuando el plátano) de preferencia melón y sandía con mucho contenido de agua y pocas calorías. Beber té verde, agua natural, jugos naturales de frutas diluídos en agua y sin endulzar preparados en casa.

Segundo día
Este día no se come fruta.
Comer sólo la sopa y verduras verdes ya sea frescas en ensalada o cocinadas al vapor. No hay restricción en cuanto a la cantidad de verduras y de sopa. Sazonar con jugo de limón. No comer elote, chícharos o frijoles. Por la noche cenar una papa asada sazonada con aceite de oliva. (no mantequilla ni crema).

Tercer día
Este día puedes comer toda la fruta y la verdura que desees, más la sopa quemagrasa. No se comerá plátano ni papa asada.



Cuarto día
Si se ha seguido al pie de la letra la dieta de la sopa, se habrán bajado entre 1.5 y 3 kilos. Este día se comerá solo la sopa, plátanos y leche descremada. Pueden ser hasta seis plátanos repartidos a lo largo del día y la leche descremada que se desee.

Quinto día
Hoy se comerá toda la sopa que se desee y al mediodía o en la noche, un trozo de carne, de pollo o pescado asados. Beber entre 5 y 8 vasos de agua a lo largo del día para eliminar el ácido úrico de la carne.

Sexto día
Hoy se comerá carne roja (dos o tres porciones repartidas a lo largo del día) y toda la verdura (hojas verdes) que se desee hasta quedar satisfecho. Incluir también la sopa.

Séptimo día
Para terminar la semana se comerá arroz integral cocido, más jugos de frutas naturales diluídos en agua y sin azúcar y verduras hasta satisfacerse. Tomar la sopa por lo menos una vez al día.

Después de una semana de dieta se habrán bajado entre 4 y 8 kilos de peso. Se hace énfasis que no debe prolongarse más de siete días, pero podrá repetirse después de los días de vacaciones para desintoxicar rápidamente el cuerpo.

Recomendaciones:
No se recomienda beber alcohol 24 horas antes de iniciar la dieta.
Se prescindirá totalmente el consumo de pan, galletas ni harinas.
Evitar totalmente los dulces y postres.
No se toman limonadas, refrescos ni regulares ni de dieta.
Se comerá solamente lo indicado cada día.
Beber abundante agua durante el día.
Si se tiene mucho apetito, comer una taza de sopa.
Se recomienda hacer una caminata de media hora diaria.
Respetar horarios de comida, desayuno, comida y cena y dos colaciones.
Adquirir y preparar desde el día anterior los alimentos que se indican para el día siguiente con el fin de no interrumpir el régimen por falta de los elementos necesarios.